Publicidad

JAÉN.- La retirada de un total de 213.500 toneladas de aceite de oliva, en los cuatro periodos de almacenamiento privado (41.600 en esta última licitación), el 27% de las existencias de la Unión Europea al comienzo de la campaña de comercialización 2019/2020, debe ser una buena noticia para que comiencen a revertir los bajos precios en origen que llevamos sufriendo los productores desde hace dos años. Así lo cree el secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, que valora la respuesta final de las autoridades comunitarias para atender las ofertas del sector, razonables y razonadas, y superar las doscientas mil toneladas retiradas en total.

«Con esta cuarta licitación hemos superado las 200.000 toneladas que consideramos, desde el principio, como significativa para revertir los bajos precios. Ahora esperamos que tenga un efecto inmediato y podamos comprobar cómo cambia una situación del todo ilógica e injustificable. Ya no hay razones para seguir así. Es una buena noticia para la estabilidad de los mercados que tanto deseamos y demandamos», explica Cristóbal Cano.

El secretario general de UPA Jaén concreta: «Con estos datos finales de almacenamiento, que son objetivos, más la disminución de cosecha que está más que confirmada, se debe producir, de forma inminente, un efecto rápido en la recuperación lógica de los precios», concluye Cristóbal Cano.