Publicidad

DEPORTES.- Jornada 24 de la Primera Andaluza. El partido enfrentaba al Inter de Jaén contra el Huelma en el Sebastián Barajas de la capital. Mañana soleada en Jaén, el horario perfecto y el clima perfecto para una mañana perfecta de buen fútbol local. Las doce es un horario bonito para jugar, sobre todo si el clima ronda los veinte grados, hay buen ambiente, y los refrescos hacen su función.

Los abriguillos con los que venían los aficionados rápidamente quedaron sobre las rodillas u ocuparon el lugar de al lado. El partido empezó con un par de minutos de retraso, pero nada más el esférico comenzó a rodar se notó quien iba a ponerle más ganas e intensidad al partido. El Inter con un juego rápido y lustroso emprendió rápidamente la senda de la victoria. En el minuto cuatro ya marchaban los locales por delante gracias al gol de Peris. Partido muy controlado con jugadas directas que hacían que el visitante se fuese cansando más, muy escaso de recursos. En el minuto treinta y dos fue el momento de Paco Quiles con un bonito gol lleno de garra y rabia, por fin parecía que iban a salir las cosas bien. Fin de la primera parte con juego claro y contundente del Inter de Jaén.

La segunda parte iba a comenzar como la primera, con el calorcillo del alto sol de febrero, y sobre todo aflorando las olvidadas sonrisas en las gradas.

En los aficionados ya se notaba que el día iba a ser diferente cuando el colegiado Javier Palacios Quero pitó el comienzo de la segunda parte. Con sensaciones distintas comenzó el Inter, parecía que este si iba a ser el gran día de una nueva victoria.

El Huelma seguía sin síntomas de reacción, alguna jugada aislada y poco más ofrecieron los visitantes, hasta que en el minuto setenta y cinco Andrés coronó la victoria. Por parte de los locales también fue el debut del delantero Sergio De La Torre. Con esta victoria 3 – 0 hace que el Inter de Jaén se quite la losa de los últimos partidos y siga soñando con la permanencia.