Publicidad

PROVINCIA.- Doscientos escolares procedentes de diez centros han participado en la primera actividad municipal de Educación Ambiental organizada este año el área de Sostenibilidad y Medio Ambiente de Andújar. Concretamente han llevado a cabo una plantación y reposición de nuevo arbolado en la zona verde de la trama urbana, situada en la calle Carmen de Burgos y Rafael Villoslada.

El área de Sostenibilidad y Medio Ambiente ha decidido dar el pistoletazo de salida al Programa Municipal de Educación Ambiental 2020 con esta actuación que va “más allá de los simbólico” tal y como apunta el concejal Juan Francisco Cazalilla. “De común acuerdo con los centros escolares queríamos que los alumnos de primaria valorasen la importancia de mantener el arbolado de nuestra ciudad, queremos que los hagan propios, que se vinculen emocionalmente con ese elemento del ecosistema urbano como es el árbol de nuestras calles y parques, y para conseguir ese objetivo didáctico y competencial nada mejor que plantar con sus propias manos un árbol y su tutor de protección, así como darle su primer riego, y que conozcan su valor ecológico que tienen en su ciudad”, ha señalado el edil.

Como ha explicado Cazalilla, “esta actividad llevaba sin realizarse más de veinte años, por lo que realizarla era saldar una pequeña deuda histórica con la sostenibilidad local y con la educación ambiental entendida de forma pragmática”.

Posteriormente a la plantación cada centro escolar participante recibió de manos del concejal un diploma acreditativo de apadrinamiento de cada árbol al tiempo que agradecía a profesores y alumnos su implicación colectiva en el cuidado de esos elementos vegetales urbanos que aparte de dar sombra o dar cobijo a fauna, son el mejor protector contra el cambio climático.

“Cada año se pierden en Andújar más de 100 árboles por acción directa de desaprensivos en actos vandálicos o aparcamientos indebidos que chocan con árboles. Confiamos que estas iniciativas de educación ambiental con nuestros pequeños nos alcance y nos concierna a toda la ciudadanía para evitar esas pérdidas perfectamente evitable de este bien público verde”, ha concluido.