Publicidad

PROVINCIA.- Este miércoles, las familias de los niños de las escuelas infantiles municipales de La Paz, Estación de Almería y Arrayanes han asistido a la primera movilización para exigir una solución al conflicto que mantienen entre el Ayuntamiento de Linares y Jándalo. La situación podría terminar con la salida de la cooperativa del servicio el próximo 2 de marzo, en caso de no serle abonadas los pagos pendientes correspondientes a diciembre, enero y febrero.

La protesta ha salido desde la Plaza de la Constitución a las cinco de la tarde, recorriendo la Corredera de San Marcos, el Pasaje del Comercio con fin en la Plaza del Ayuntamiento, donde ha tenido lugar la lectura del manifiesto. La unión de madres y educadoras es fuerte y esperan movimiento por parte del consistorio para frenar esta situación.