Publicidad

PROVINCIA.- Saltaban las alarmas en el Hospital de San Agustín de Linares cuando una mujer ingresaba con fiebre y tos tras llegar de un crucero en Italia. El protocolo se activó sobre la medianoche y la paciente fue aislada en una consulta de Urgencias hasta que se realizaron las pruebas que finalmente, dieron negativo en coronavirus, quedando la paciente en observación.