Publicidad

PROVINCIA.- El primer pollo nacido este año del programa de cría es andaluz, pesó 139 gramos y tiene un hermano al que han bautizado como ‘Nieto’ por el campeón del mundo de motociclismo.

Pesó menos que un paquete de pipas cuando nació. Fue a la hora de la almuerzo -a las 15.14-, del 30 de enero. Con sus 139,1 gramos, rompió el cascarón con sus propias fuerzas. Sin ayuda de nadie. Todo un campeón. Quizás por eso, y porque al personal del centro de cría le gusta el baloncesto, lo bautizaron al nacer con el nombre de ‘Kobe’, por la estrella de la NBA Kobe Bryant fallecido en un accidente de helicóptero hace tan solo unas semanas.

‘Kobe’ es el primer quebrantahuesos de toda Europa nacido este año dentro del programa de cría en cautividad. Su ‘nido’ fue el centro que tiene la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en pleno Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) a 1.300 metros de altitud. Pocos días después, su hermano ‘Nieto’ -por el 12+1 campeón del mundo de motociclismo, Ángel Nieto- rompía el cascarón con 127,2 gramos de peso.

Ambos pollos de quebrantahuesos, hijos de ‘Joseph’ y ‘Keno’, son el fruto de los 13 huevos que han puesto las seis parejas reproductoras que actualmente hay en el centro jiennense de cría ‘Guadalentín’. El primero de los huevos fue puesto el 8 de diciembre y el último el 15 de febrero. Con un poco de suerte, este año se puede alcanzar la decena de pollos y superar el récord de nueve alcanzado hace tres temporadas.

El Centro de Cría del Quebrantahuesos ‘Guadalentín’ de Cazorla abrió sus puertas en diciembre de 1996 en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, con el objetivo de reproducir esta especie en cautividad y formar un stock genético que blinde la supervivencia de las poblaciones europeas de quebrantahuesos y el éxito del programa andaluz de reintroducción.

Su metodología de trabajo se basa en técnicas de cría donde la fecundación es natural y la incubación y el desarrollo de los pollos corre a cargo de los padres, tratando, en todo momento, de que la intervención humana sea la mínima posible. Para ello, el centro está dotado de un moderno sistema de video-vigilancia en cada una de sus jaulas y su privilegiada ubicación, en el paraje conocido como Nava de San Pedro, le confiere importantes ventajas sanitarias para asegurar la conservación de las líneas genéticas en cautividad.

El pasado mes de diciembre, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía cerró con Vulture Conservation Foundation un acuerdo para garantizar la continuidad del centro de cría jiennense. Esta organización es la única en Europa con capacidad legal para gestionar y dirigir los proyectos de cría en cautividad de ámbito internacional para esta especie altamente amenazada y la única titular de la red European Endangered Species Programme para el Quebrantahuesos, un avanzado programa internacional global de cría en cautividad y para la reintroducción de esta especie.

Pollos como ‘Kobe’ o su hermano ‘Nieto’, nacidos en este año de 2020, son ejemplo del tesón por sacar adelante el futuro de unas aves que sobrevuelan los cielos de Cazorla con su majestuosa envergadura. Como auténticos campeones del aire.