Publicidad

PROVINCIA.- El Ayuntamiento de Bedmar-Garciez y la Caja Rural de Jaén han firmado esta mañana un convenio de colaboración mediante el que la entidad jienense de ahorro alquila las naves que posee en el polígono industrial bedmareño, las de la antigua conservera Mágina Hortofrutícola, al consistorio bedmareño por un período de 20 años con opción a compra en caso de que así lo decidiera. A la fima del acuerdo han asistido el alcalde de Bedmar-Garciez, Juan Francisco Serrano, y el gerente de la Fundación Caja Rural de Jaén, Luis Jesús García Lomas, además de otros responsables municipales como el teniente alcalde Pablo Ruiz.

Según ha explicado Serrano, el objetivo de esta operación municipal con Caja Rural tiene como fin “el dotar al Ayuntamiento de una nueva infraestructura, en este caso varios miles de metros de nave industrial, con los que vamos a seguir trabajando en pro de nuestra principal meta, la creación de empleo en nuestro municipio y evitar que nuestra población más joven tenga que emigrar a otras zonas del país. Creemos que poder ofrecer alternativas y nuevas posibilidades de trabajo a nuestros jóvenes es la mejor receta contra la despoblación de nuestros pueblos y nuestra provincia”.

Se trata de unas naves industriales construidas en Bedmar a mediados de los año 90 para la antigua fábrica conservera de la cooperativa Mágina Hortofrutícola, y sobre las que se va a dar cabida ahora “a nuevos proyectos generadores de empleo; en definitiva, este alquiler nos va a permitir seguir generando riqueza y abriendo nuevas puertas al desarrollo de la economía de nuestro pueblo”, ha señalado el alcalde.

El alcalde bedmareño ha resaltado también que este convenio viene a sumarse a las actuaciones que el consistorio de Bedmar ha venido realizando los últimos meses encaminadas a potenciar la actividad industrial en la localidad, caso de la nueva planta de fabricación y reciclaje de plásticos cuya apertura está prevista para el próximo mes de abril con más de medio centenar de empleo en principio.