Publicidad

SUCESOS.- No puede ocultar su malestar. Un vecino de Fuerte del Rey sufrió durante la tarde del pasado viernes, 14 de febrero, un robo en su domicilio a las afueras del municipio jienense. Según ha relatado a esta redacción por el afectado, “debían saber dónde estábamos”, ya que apenas estuvieron ausentes unas horas.

Cuál fue su sorpresa al volver a casa y comprobar cómo habían dejado cuidadosamente puesto un jarrón tras de la puerta principal, que avisaría al romperse de la llegada de los dueños a los ladrones. Las pérdidas son cuantiosas. Los ladrones se limitaron a hacerse con dinero y joyas, “cogieron cajas que pensaban que serían de valor y ya cerca de la puerta de salida, decidían si se las llevaban o no. Han cambiado muchas cosas de sitio”. Todo revuelto. Habitaciones, vestidor y despachos. Todo lo encontraron hecho un caos, en busca de objetos de valor.

El modus operanti responde a un clásico: Entrar por la parte de atrás, desde el patio a la cocina, y dejar todas las puertas y ventanas posibles abiertas, para aumentar las opciones de éxito en la huida.

Este no es el primer robo que se comete en la zona. Hace dos semanas otros vecinos sufrían la misma suerte, y en nochevieja fueron tres las casas asaltadas en el mismo barrio de Fuerte del Rey. “Tras encontrarnos la escena al volver a casa, llamamos y se personó una patrulla de la Guardia Civil. Después, la científica encontró huellas de guante en la casa y, finalmente, presentamos la denuncia en el Cuartel de la Guardia Civil de Fuerte del Rey” narra el principal afectado por los hechos.

Ahora solo queda tener paciencia y que avance la investigación para dar con los ladrones que están inquietando al vecindario de Fuerte del Rey desde hace un tiempo para que frene esta oleada de robos que tiene en alerta a los fuerterreños.