Publicidad

JAÉN.- La jiennense Rosa Molina Herrador, alumna de 4° de ESO del CDP “Santa María de los Apóstoles” de Jaén, ha conseguido a sus catorce años una de las 600 becas que la Fundación Amancio Ortega otorga cada año para cursar el equivalente a primero de bachillerato en centros de Estados Unidos o Canadá. De ellas, 100 son para alumnado de Galicia y las 500 restantes se reparten entre jóvenes del resto de España.

El camino para llegar hasta aquí ha sido arduo: Tras superar una prueba escrita en inglés en la que participaron más de 10.000 candidatos en distintas sedes regionales, cifra récord con respecto a convocatorias anteriores, los 1800 preseleccionados tuvieron una prueba oral en inglés y una entrevista. De entre ellos, salió la lista de los que habían conseguido los mejores resultados.

La beca cubre el 100% de los servicios necesarios para realizar un curso escolar en el extranjero: viaje, tasas de escolarización y matrícula en un instituto público, alojamiento y manutención en una familia de acogida, seguro médico y de accidentes, convalidación del año académico y apoyo continuado durante los diez meses de estancia.

Este programa, que premia la excelencia académica, pretende que los jóvenes no solo mejoren su nivel de inglés, sino que además adquieran las herramientas necesarias para adaptarse a situaciones nuevas dentro de entornos sociales y culturales diferentes.
Rosa se muestra muy ilusionada con empezar esta aventura cuanto antes. Llevaba dos años esperando poder presentarse a estas pruebas y aquel sueño hoy se ha hecho realidad. Cree que ha tenido mucha suerte al haber conseguido una plaza para Nueva Escocia (Canadá) ya que, al estar estudiando francés en la Escuela Oficial de Idiomas, podrá mejorar ambas lenguas.

El próximo mes está citada a unas jornadas de formación de becarios de fin de semana donde podrá conocer a algunos de sus compañeros de viaje. El propósito de este encuentro no es otro que cohesionar el grupo de estudiantes que comparten un mismo destino y concretar la información de la convocatoria.

Está convencida de que esta experiencia única le puede aportar un mayor dominio del idioma, mejorará sus habilidades para socializar con otras personas con distintas costumbres culturales a las suyas, le ayudará a establecer vínculos de amistad y familia, y le ayudará a conocerse más a sí misma y ser más autosuficiente.