Publicidad

JAÉN.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jaén a un hombre como presunto autor de siete robos con violencia realizados en sesenta días. El arrestado, con amplio historial delictivo, fue detenido el pasado día 27 de enero como presunto autor de dos atracos, uno en un salón de juegos y el segundo en una gasolinera. Puesto en libertad continuó su carrera delictiva, siendo el presunto autor de cinco robos en los que empleaba violencia amenazando a sus víctimas con arma blanca. El mismo día en el que los investigadores lo detuvieron había ejecutado sendos robos en la misma mañana.

Los agentes de la U.D.E.V.-PATRIMONIO de la Comisaría de Jaén iniciaron sus investigaciones el pasado día 27 de noviembre a raíz de una denuncia en la que se manifestaba que, dos individuos se habían personado en un salón de juegos de la capital, uno de ellos esgrimiendo un arma, al parecer de fuego, quienes tras intimidar y amenazar a la empleada, sustrajeron 1.100 euros. Identificadas ambas personas, se detuvo a uno de ellos quedando pendiente la localización y detención del ahora detenido.

Nuevos robos y primera detención

Posteriormente y concretamente el día 7 de diciembre se produjo un nuevo asalto a una gasolinera. En ésta, se había personado un individuo armado con un cuchillo de grandes dimensiones intimidando a la cajera, sustrayendo 630 euros que se encontraban en la caja registradora.

Los investigadores analizando diferentes informaciones, identificaron al presunto autor que utilizaba el mismo “modus operandi” que en el robo del salón de juegos. La descripción era la misma. Entraba en el establecimiento con el rostro cubierto, gorra en su cabeza y guantes, portando un cuchillo en su mano derecha, amenazaba a los empleados, sustraía el dinero y se daba a la fuga. Todo sucedía en un breve lapso de tiempo. Se trataba del segundo supuesto autor del asalto al salón de juegos al que se le buscaba. Sabedor de su búsqueda, había permanecido inoperativo.

El pasado 25 de enero, supuestamente el arrestado se personó en una gasolinera y tras amenazar e intimidar a un cliente y a la empleada se apropió de 520 euros. No había trascurrido más de cuarenta y ocho horas cuando los agentes le detuvieron.

Puesta en libertad, más asaltos y segunda detención

Días más tarde, una vez decretada su libertad, el arrestado presuntamente asaltó a un hombre el pasado día 31 de enero sobre las 05:30 horas. En esta ocasión solicitó a su víctima dinero, ante la negativa de ésta, no dudó en esgrimir una navaja y tras agredirla, le sustrajo su terminal telefónico móvil. Ese mismo día, supuestamente, interceptó a un repartidor de comida rápida, le colocó un cuchillo en el cuello y tras apropiarse de 60 euros y el teléfono móvil de la víctima se dio a la fuga.

El detenido, tras un paréntesis de dos días, apareció en una panadería a primeras horas de la mañana. Presuntamente amenazó a la empleada con un cuchillo diciéndole textualmente “Dame el dinero”. Posteriormente, supuestamente se personó en una cafetería donde realizando el mismo modus operandi, sustrajo 70 euros y dos PDA.

Los investigadores junto a los agentes de Seguridad Ciudadana desplegaron un amplio dispositivo interceptando al arrestado cuando con extremo sigilo se disponía a acceder al portal de su domicilio.

Detenido y puesto a disposición de la autoridad judicial, ésta decretó su ingreso en prisión.