Publicidad

PROVINCIA.- El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cazorla ha acogido la presentación del libro ‘Por las sendas de Mackay’, casas Forestales y sus sendas de unión, un libro escrito por José Ramón Navarrete Moreno y Cesar Albusac Amador, una muestra escrita, amena e intensa de información sobre sendas inéditas dentro del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. El acto estuvo presentado por el alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez, así como numerosas personalidades de la comarca Sierra de Cazorla que acompañaron a los autores en la presentación.

El alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez ha manifestado que este libro cuenta la historia de “cómo nuestro mayor espacio natural, el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura, Las Villas, a finales del siglo XIX tras un intenso y descontrolado proceso de tala, se encontraba arruinado, deforestado e inmerso en un proceso de erosión y la importancia que tuvo el ingeniero de montes, Enrique Mackay, en la elaboración de los planes de Ordenación de varios de esos montes más devastados como son Navahondona o Guadahornillos”. En este sentido, ha explicado que este libro recoge “un verdadero trabajo de tesis doctoral, que abarca desde información escrita y gráfica existente en la Fundación o Casa Mackay, a multitud de archivos bibliográficos, información recogida de guardas forestales y personas que vivieron y trabajaron en esta época forestal”.

Rodríguez, ha desgranado que en él “se describen 18 rutas con sendas que recorren algunos de los rincones mejor conservados y de mayor carácter biológico de todo este espacio, además de planos sobre los diferentes tipos de casas forestales mediante una relación completa de ellas en función de cada monte, así como las dimensiones de la senda tipo y un pequeño anecdotario de historias serranas”. Al hilo, ha indicado que “este tipo de trabajos de obtención de información es necesaria para que perdure en el tiempo, de esta manera venimos trabajando desde el consistorio en la recuperación de sendas cerca del casco antiguo, que servían antiguamente para el traslado de la madera y que en la actualidad es un estupendo reclamo turístico y una oportunidad de hacer deporte y senderismo en la naturaleza”.