Publicidad

PROVINCIA.- La concejalía de Medioambiente del Ayuntamiento de Bedmar-Garcíez ha iniciado esta semana los trabajos de un ambicioso plan de reforestación y plantación de más de 500 árboles de distintas especies en una de las zonas más altas de la localidad, donde además se instalarán distintos miradores desde los que se puede observar casi la totalidad del casco urbano o monumentos destacados como el Castillo o la Iglesia de la Asunción.

El objetivo de esta actuación pasa por incrementar las zonas verdes de la localidad y recuperar zonas degradadas ambientalmente, en definitiva, señala la concejala de Medioambiente, Isabel Troyano, “hacer de Bedmar un pueblo más sostenible y más atractivo medioambientalmente, tanto para el disfrute de los vecinos como para las personas que nos visitan a lo largo del año”.

Esta repoblación de árboles y arbustos, que abarca desde el Castillo hasta la zona del Pelotar, incluye también los alrededores del polígono agroganadero y las antiguas eras que el siglo pasado servían a los vecinos para la trilla de las mieses y que ahora se encuentran totalmente abandonadas.

La actividad se enmarca, según comenta Isabel Troyano, en un programa de actividades más amplio elaborado por la concejalía de Medioambiente que “finalizará a primeros del próximo mes de junio, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medioambiente”.
Así, según Troyano, en los próximos meses, además de continuar con la repoblación de árboles de estas semanas, se van a llevar a cabo también actividades dirigidas tanto a los más pequeños como a los mayores, relacionadas con el cuidado medioambiental, empezando por un consumo más responsable y sostenible, “tanto desde el punto de vista de tener en cuenta los envases que utilizamos y podemos seguir reutilizando, como del conocimiento y aprendizaje de hábitos sostenibles de los más pequeños de la localidad”, señala Troyano, para lo que se están elaborando distintas actividades como talleres, charlas o conferencias, entre otras actividades, dirigidas a toda la población.