Úbeda, Martos y Linares ta tienen salas Gesell para la atención a víctimas vulnerables

0
445
Publicidad

JAÉN.- La delegación territorial en Jaén de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local ha dotado a las sedes judiciales de Úbeda, Martos y Linares de salas Gesell para mejorar la atención a víctimas vulnerables, especialmente aquellas que son víctimas de la violencia de género. Además, la ampliación del Servicio de Atención a Víctimas en Andalucía (SAVA) el pasado mes de septiembre ha permitido atender a 56 personas de la zona nordeste de la provincia en los tres primeros meses de su puesta en funcionamiento.

Con la puesta en marcha de estas tres salas, prevista en este primer trimestre, la provincia de Jaén contará con cinco espacios de este tipo que “evitan la exposición a múltiples interrogatorios de víctimas vulnerables como pueden ser menores, personas mayores, pero especialmente víctimas de la violencia de género, con lo que evitamos la doble victimización”, ha explicado el director general de Justicia Juvenil y Cooperación, Francisco Ontiveros, quien ha visitado la sala de Úbeda junto con su homólogo de Infraestructuras Judiciales y Sistemas, Miguel Ángel Reyes, y la delegada territorial de Justicia, Raquel Morales. 

“Las víctimas puedes hacer su declaración en un entorno más amable y no se ven obligadas a acudir al juicio años después y tener que rememorar lo sucedido”, ha señalado Ontiveros.

“Hemos invertido algo más de 87.000 euros en estas tres salas entre obras, mobiliario y los equipos de grabación, que es lo que resta por montar para poder ponerlas en marcha”, ha detallado el director general de Infraestructuras. En concreto, en Úbeda las obras han tenido un coste de 4.752 euros; la de Martos, 19.993 euros; y 9.600 la de Linares. A esto hay que sumar otras cifras como 9.295 euros en mobiliario y 42.268 euros para los equipos de grabación.

La delegada territorial, por su parte, ha destacado los beneficios  que van a “tener las víctimas que requieren de una especial atención en esta zona de la provincia sin tener que desplazarse” y ha aplaudido la decisión de la Consejería de invertir en estas infraestructuras parte de los fondos del Pacto del Estado contra la Violencia de Género. “Estas salas están divididas en dos habitaciones separadas por un cristal de grandes dimensiones que permite la visión de lo que ocurre en una de ellas desde la otra, pero no al revés”, ha explicado Morales. 

Este espacio está dotado de sistema de grabación audio/video, así como interconectada por audio con la zona de observación lo que permite la interactuación del juez/a con la persona que está realizando la diligencia. Existe también la posibilidad de realizar la observación remotamente a través de videoconferencia desde la sala de vistas.

SAVA itinerante

Los directores generales y la delegada han visitado también las instalaciones del SAVA y al nuevo equipo itinerante que tiene su sede en los juzgados de Úbeda. Este servicio se puso en marcha el pasado mes de septiembre, también con fondos del Pacto de Estado, y desde entonces hasta el 31 de diciembre ha atenido a 56 personas y se han abierto “39 expedientes de los que 36 están relacionados con la violencia de género”, ha dicho Morales.

Este equipo lo componen un jurista, un psicólogo y un trabajador social, que han atendido a personas de Úbeda, Villacarrillo, Linares, La Carolina y Andújar. “Con este servicio itinerante que estamos implantando en todas las provincias pretendemos acercar el SAVA a las víctimas, porque hay muchas personas que por circunstancias no pueden desplazarse hasta la capital y no tienen oportunidad de acceder a los recursos que se le pueden ofrecer”, ha indicado Ontiveros.