La Iruela vive su tradicional fiesta de San Blas

0
667
Publicidad
INMACULADA CEPILLO.- Cuando los visitantes pasan cerca del paredón de la antígua fortaleza de Nubla, municipio de la Iruela, están admirando siglos de historia en ruinas. Se levanta donde el río de la Vega por Cererezuelo se junta con Cañamares. La Fortaleza se encuentra enclavada a pocos metros de la ermita de su mismo nombre donde permanece durante todo el año la  talla de San Blas, acompañado de la Virgen de las Nieves. El pasado 26 de enero, los vecinos en comitiva, bajan hasta la ermita para llevarlo por los cortijos y casas, la pedanía de la Tramaya, donde los moradores ofrecen sus productos, matanzas, calabazas, nueces, higos secos, pimientos rojos, pan casero recién sacado de sus hornos y sacian la sed de la comitiva con sus vinos caseros.
La comitiva finaliza en la casa de José Pérez Ibáñez  apodado el Agurdientero, situada  justo debajo del castillo de la Iruela. Ahí permanecieron hasta la noche de ayer día 30, para al día siguiente ser trasladada a la plaza del pueblo, donde se rifan los productos entregados por los aldeanos, seguida de una misa y bailes serranos que duran  hasta altas horas de la noche.
La historia de la  talla de San Blas de Nubla se remonta a principio de los años 40 cuando Jose Perez Ibañez, apodado “Pepe el Aguardentero”, encargó la talla de San Blas a un  carpintero ebanista conocido como “el maestro Gómez”. Por motivos familiares y de devoción, José compró la talla y la donó a la iglesia con la única condición de que San Blas, se quedase en su casa una semana, para ayudar en la enfermedad de su esposa. Las gentes del pueblo y localidades cercanas, al pasar por su casa que era una licorería y bar, se acercaban para realizar ofrendas de productos del campo y chacinas de las matanzas  a San Blas. El dueño del bar, en agradecimiento por esos presentes, invitaba a todos y cuantos allí depositaban sus ofrendas a unos vinos y a cuanto fuese menester, tradición que se ha venido manteniendo en el tiempo hasta la fecha. Hasta el día 3 los visitantes podran disfrutar de sus bailes y hogueras en la plaza del pueblo .