La intervención en la Torre Almedina de Martos se encuentra al 50 por ciento

0
378
Torre Almedina en Martos.
Torre Almedina en Martos.
Publicidad

JAÉN-. El alcalde de Martos, Víctor Torres Caballero, junto con el concejal de Urbanismo, Emilio Torres Velasco, y el arqueólogo responsable de la intervención que se está ejecutando tanto la Torre Almedina como en los restos de la muralla de la fortaleza baja, José Luis Serrano, han visitado esta actuación que está financiada a través de la Edusi Progresa Martos 2020, con cargo en un 80 por ciento a la Unión Europea y el 20 por ciento restante al Ayuntamiento de Martos, y que supone una importante inversión en materia de patrimonio con un presupuesto de unos 700.000 euros. 

Torres Caballero, tras precisar que estas obras las está desarrollando la empresa Dávila Construcción, ha indicado que están prácticamente al 50 por ciento. Hasta el momento, se han centrado en la demolición de la casa que había en el lateral de la propia torre, que ya está liberada, al tiempo que se ha recuperado una parte importante de ese lateral. De igual modo, también se están realizando las excavaciones arqueológicas, estando la intervención arqueológica prácticamente terminada. 

El primer edil ha incidido en que se trata de una intervención atractiva que permite “recuperar una buena parte de la historia y del patrimonio de Martos”, que además está teniendo el aliciente de que según pasan los días y avanza la actuación surgen más hallazgos interesantes. Todo ello está poniendo de manifiesto “la importancia de Martos en esa época medieval del entorno de la encomienda de Calatrava”. “La recuperación pone en valor la importancia patrimonial, cultural e histórica que tiene Martos”, ha sentenciado Torres Caballero, quien ha recordado que el presupuesto de este año incluye además una partida para realizar los estudios pertinentes que permitan obtener la documentación para poder presentarse a otros proyectos de financiación sobre la fortaleza alta.  

En definitiva, el primer edil no ha dudado en calificar de “satisfactoria” esta importante intervención que permitirá potenciar a Martos con fines turísticos al realizar un uso visitable “dentro de la importancia del conjunto histórico y el área BIC de Martos” lo que, igualmente, invita a “seguir planificando más actuaciones en el futuro”.  

 Por su parte, el arqueólogo responsable de la intervención ha apuntado que se trata de un proyecto que goza tanto de profundidad como de trayectoria. A su juicio, su éxito se apuntala en que hay un equipo multidisciplinar detrás de cada paso, en el que cada persona suma. Sobre esta actuación en concreto, ha afirmado que se trata de un “escaparate del potencial de desarrollo patrimonial”. 

Serrano ha indicado que la intervención está enfocada a la consolidación de elementos que presentan problemas de conservación, apoyándose en todo momento en la información arqueológica. “Estamos en la monumental Puerta de Hierro que la Orden de Calatrava manda construir para dar acceso a la Alcazaba, a la villa de Martos, y algunos elementos de la puerta están apareciendo”, ha puntualizado. 

En este sentido, el arqueólogo ha enfatizado el elevado grado de potencialidad de esta zona, no solo por los elementos de espolio de la época romana que están apareciendo, sino también por otras piezas menores que están aportando mucha información. “Es un aldabonazo de aviso de las posibilidades y el futuro desarrollo de la Torre Almedina en la ciudad de Martos”, ha concluido.