La anulación del nuevo PGOU es inminente y habrá que trabajar con el de 1996

0
167
Publicidad

JAÉN.- El alcalde de Jaén, Julio Millán, se ha reunido esta mañana con representantes empresariales y profesionales en la Mesa de la Construcción celebrada en la Gerencia de Urbanismo para abordar y estudiar algunas de las cuestiones más importantes que afectan al sector de la construcción en la ciudad, entre ellas establecer una coordinación muchos más cercana y estrecha si cabe de cara a la inminente entrada en vigor de la anulación del PGOU de 2016 (aprobado en 2015).

“Se trata de una reunión en la que nos comprometemos de forma periódica a pulsar la situación del Urbanismo en la capital, cuestión fundamental para el presente y futuro de Jaén”. “Les hemos comunicado que se procederá de forma inminente a la nulidad del actual Plan de Ordenación Urbana y, por tanto, habrá que seguir funcionando con el plan del 96 con las modificaciones necesarias para incorporar todo lo ejecutado conforme al de 2015 y algunos proyectos que ya recogía el plan del 96 y otras actuaciones de interés”, ha detallado Millán. “Es importante para ello establecer una hoja de ruta para funcionar con un PGOU que con modificaciones puntuales nos permite dotar de seguridad jurídica a la inversión y los actores implicados en el desarrollo urbanístico de la capital”, ha dicho.

El alcalde ha asegurado que existe suelo “suficiente”, tanto de carácter industrial como residencial, para seguir funcionando, “por lo que no existe una demanda urgente de un nuevo planeamiento” y ha defendido que el del 96 es “un documento que sigue estando vivo al que se incorporarán los proyectos en ejecución del año 2015 y aquellas cuestiones necesarias”. De esta forma, ha indicado que es “más ágil trabajar desde el plan del 96 con las modificaciones puntuales que haya que realizar, mientras se trabaja en la elaboración de un nuevo plan”. En este sentido  destaca que actuaciones clave para la ciudad como los Distribuidores Norte y Este, la futura Ciudad Sanitaria o el suelo de la Universidad de Jaén no plantean problemas en su desarrollo con las modificaciones del plan de 1996. “El PGOU es como la Constitución, se modifica pero hay siempre una vigente, el de 1996 es un documento que sigue estando vivo y al que podemos incorporar cuestiones del de 2015, podemos seguir funcionando y no se va a parar la actividad económica en ningún caso”, destaca.

En esta línea ha coincidido Pedro Cámara, del Colegio de Arquitectos y Aparejadores, quien ha constatado que “si se va a trabajar con el plan del 96 con sus modificaciones puntuales es “necesario trabajar con una hoja de ruta con las tramitaciones necesarias porque habrá mucha más tranquilidad para el inversor”. Del mismo modo se pronuncian Francisco Chamorro, de la Asociación Provincial de Promotores y Constructores y José Miguel de la Torre, del Colegio de Arquitectos Técnicos. Este último ha dejado claro que el plan de 2016 recogía muchos parámetros del de 96”, razón por la que señala que se garantiza la operatividad y la seguridad jurídica. “Hay una cuestión importante en relación con las modificaciones puntuales y es que esas modificaciones y el planeamiento que se desarrolle a partir de ahora se haga con participación ciudadana, buscando la ciudad que todos queremos y con la reunión de hoy esa participación la tenemos abierta, puesto que en el nuevo gobierno hemos encontrado esa necesaria colaboración con los actores”. Chamorro ha insistido en esta línea, la de la necesaria interlocución con el Ayuntamiento. “Si en un plazo de no más de un mes el PGOU de 2016 queda anulado es necesario mantener este tipo de reuniones”, asevera.

La reunión también ha servido para empezar a desarrollar un trabajo interno en cuanto a la mejora del funcionamiento y organización de la gerencia de Urbanismo. “Es fundamental contar con los colegios profesionales para asesorar a los ciudadanos con personal técnico cualificado para facilitar la tarea y  desarrollar los proyectos de forma más eficaz”, ha indicado. Asimismo, ha anunciado que para el próximo mes, se empezarán a hacer pruebas con la administración electrónica y “poder así aplicar los procesos electrónicos y digitales tanto de licencias como planeamientos” a la espera de obtener “mejores” resultados en los próximos meses, una intervención largamente demandada por constructores y colegios profesionales, que verán notablemente agilizadas junto con el resto de ciudadanos sus relaciones con la Gerencia, que ha funcionado hasta el momento con fórmulas analógicas propias del siglo pasado. De hecho, Millán ha indicado que “ya se está contando con la respuesta de inversores y empresarios que quieren realizar sus inversiones y desarrollar sus proyectos en Jaén gracias a la facilidad que ofrecen estos trámites electrónicos”.