El lunes comienzan las obras de mejora de la calle Empedrada de La Magdalena

0
367
Publicidad

JAÉN-. El Ayuntamiento de Jaén informa que el próximo lunes, 27 de enero, comenzarán las obras de la calle Empedrada de La Magdalena, una intervención que paliará de forma definitiva el gran problema de esta vía de tránsito esencial para los vecinos de este barrio del casco antiguo. Los trabajos, que se acometen bajo la supervisión de las Concejalías de Contratación y Mantenimiento Urbano, obligarán a un dispositivo especial de tráfico coordinado por la Policía Local a través de la Concejalía de Seguridad. La primera fase, que durará aproximadamente una semana y media, abarcará hasta el cruce con la calle Llana de San Juan, por lo que este tramo se cortará y quedará cerrado al tráfico mientras dure la obra.

En esta primera fase, la circulación también se verá afectada en las calles Juanito El Practicante y Santísima Trinidad desde la calle Santo Domingo. Como consecuencia, la calle Santísima Trinidad cambia de dirección y su acceso se hará por la carretera de Circunvalación. Y en la calle Juanito El Practicante se permitirá el acceso en dirección contraria solo a residentes, desde calle Llana de San Juan. Además, desde el número 49 al 53 de esta calle, Llana de San Juan, no se podrá estacionar para mejorar el paso de tráfico. Los trabajos en esta zona tendrán una duración total de 4 semanas, aunque las mayores dificultades en el tráfico se registran durante la primera semana y media, que es el tiempo para el que se ha previsto este dispositivo inicialmente.

Las obras consistirán en la adecuación de la red de saneamiento en colaboración con Aqualia para detener las filtraciones de aguas fecales en la zona por el mal estado de las tuberías. Para ello se va a proceder a sustituir este tramo de la red por una tubería de 60 metros de pvc corrugado y la adecuación de siete puntos de acometida, de tal manera que se renueve por completo un sistema de cobijas más de 100 años de antigüedad en el que nunca se había actuado. En este sentido, se invertirán en esta vía alrededor de 50.000 euros para la renovación de ese tramo de la red y la estabilización del terreno. Posteriormente se repondrá de nuevo la solería de esta calle evitando blandones y equilibrando la pendiente, una calle que como su nombre indica, es una vía empedrada acogida a las prescripciones que marca el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) por estar situada en el casco antiguo.

Los trabajos, con cargo al Programa de Conservación y Mejora de vías, preveían inicialmente solo un arreglo superficial pero, tras visitarse la zona, se comprobó que la intervención que anteriormente se había previsto en la calle solo consistía en la adecuación del pavimento de piedra, un arreglo que no solucionaba el problema de fondo que tiene esta vía. No en vano, los vecinos trasladaron a los técnicos que los hundimientos en la calle eran progresivos. Fue cuando además se detectó un problema en la red de saneamiento que no se podía obviar y que era clave solventar para que el arreglo de esta calle fuera definitivo y duradero en el tiempo.