La IGP Aceite de Jaén “tendrá beneficios en el precio, la economía y el empleo”

0
150
Publicidad

JAÉN.- El Consejo Provincial del Aceite de Oliva ha celebrado su primera reunión de este año con un orden del día amplio del que el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha destacado que “vamos a conocer de primera mano y de boca de Manuel Parras, que ha pilotado la puesta en marcha de la IGP Aceite de Jaén en la provincia, la hoja de ruta de esta nueva herramienta y lo que va a suponer para la provincia”. Al respecto, ha precisado que “nadie mejor que él para informarnos sobre esta importante noticia para la provincia que sin duda tendrá sus beneficios desde el punto de vista de los precios, la economía y el empleo”.

Esta nueva cita del Consejo Provincial del Aceite de Oliva, órgano asesor de la Diputación en esta materia, llega cuando “está acabando una campaña de olivar que desgraciadamente ha sido más baja de lo que pensábamos, con sus consecuencias en la producción final pero también en el empleo”, ha apuntado Reyes, que también ha señalado que “además del tema de la IGP, en esta reunión queremos darle un impulso a los cuatro grupos de trabajo que tenemos constituidos en este foro”.

Entre esos está el grupo dedicado a la Política Agraria Común (PAC), “de la que tenemos una reforma en ciernes”, otro que se centra en la calidad del producto, otro en la modernización del olivar y el último en los precios del aceite de oliva, todo ello para “cumplir los objetivos que nos marcamos en su día para la provincia”, ha subrayado el presidente de la Diputación. A su juicio, “se ha hecho un gran esfuerzo por la diversificación económica provincial, ya que hay sectores muy importantes que aportan mucho a nuestra economía, como el plástico, la cerámica, el mueble o el turismo, pero el aceite de oliva sigue siendo fundamental para mantener la población en el territorio”.

Por eso, ha incidido en que “hay que seguir apostando por la calidad, por una reforma de la PAC justa para nuestros agricultores, y más en un momento en que se están pagando unos precios injustos y que ponen al borde del precipicio a un sector del olivar, sobre todo al tradicional, al menos productivo, que afecta a una parte muy importante de nuestra provincia”. En este contexto, en el seno de este Consejo Provincial del Aceite de Oliva se ha puesto el foco sobre la reducción en el consumo de aceite de oliva en la Unión Europea en la última década, en la que se han perdido en torno a 500.000 toneladas, y en la necesidad de realizar campañas promocionales para recuperar esos consumidores en los países europeos.