Salud y Familias ofrece consejos básicos para protegerse de la gripe

0
249
Publicidad

JAÉN-. La Consejería de Salud y Familias recuerda que la gripe es una infección respiratoria aguda causada por un virus que puede afectar a muchas personas en poco tiempo. Actualmente, la tasa de incidencia se sitúa en 67,93 casos por 100.000 habitantes y se ha iniciado la onda epidémica. Por este motivo, los profesionales del Plan de Alta Frecuentación realizan una serie de recomendaciones sobre la gripe y el resfriado común o catarro.

Así, recuerdan que los síntomas de la gripe suelen comenzar de forma brusca, causando malestar general intenso, fiebre alta (mayor de 38-39ºC), escalofríos, dolores intensos de cabeza, músculos, articulaciones y garganta, tos seca, estornudos y lagrimeo. En personas de edad avanzada puede aparecer además dificultad respiratoria mientras que en niños son frecuentes los dolores de oídos, vómitos y/o diarreas.

Se contagia de persona a persona, desde un día antes de que aparezcan los síntomas hasta siete días después, por contacto con gotas de saliva que se expulsan por la nariz o boca, al hablar, toser o estornudar y también a través de las manos, objetos y superficies contaminadas por las gotitas. Suele durar entre siete y ocho días, aunque la tos puede mantenerse más tiempo, incluso hasta cuatro semanas.

Cómo actuar si tiene gripe

Se recomienda a las personas que se hayan contagiado: beber abundantes líquidos, agua e infusiones, ya que mantenerse bien hidratado puede aliviar el dolor de garganta y la tos; no tomar alcohol, no fumar; descansar y cuidarse, ya que es recomendable guardar reposo y permanecer en casa para evitar el contagio y recuperarse. 

En cuanto a la ingesta de medicamentos, pueden utilizarse antitérmicos como el paracetamol o antigripales para aliviar los síntomas. Se recomienda consultar con su farmacéutico sobre la idoneidad de tomarlos. A este respecto, hay que recordar que los antibióticos no mejoran los síntomas ni curan la gripe y que los baños con agua tibia pueden ayudar a bajar la fiebre

Desde el Plan de Alta Frecuentación se insiste además en utilizar pañuelos de un sólo uso para los mocos y taparse con el antebrazo en caso de tos y estornudos. Igualmente, se insiste en desechar los pañuelos inmediatamente, no dejarlos sobre la mesa ni otros sitios para evitar contagios. 

Además, es necesario lavarse las manos a menudo y siempre si se ha cubierto la boca con las manos al toser o estornudar.

Los niños son los principales transmisores de la enfermedad, ya que expulsan el virus en mayor cantidad y más tiempo que los adultos, por ello deben evitar también el contacto con pacientes de riesgo y ancianos. Por último, se recomienda ventilar la casa todos los días, evitar contactos cercanos con personas con la enfermedad, usar mascarillas si tiene síntomas compatibles con gripe o si es cuidador de un enfermo con gripe. 

Consulte a su médico de familia

La Consejería de Salud y Familias insiste además en que, si persiste fiebre elevada (38,5º-39º) más de 4 ó 5 días, debe consultarse a su médico de familia. Igualmente, se aconseja acudir a su centro de salud si se produce un agravamiento de sus síntomas con deterioro de su estado de salud o si tiene o persisten síntomas de gripe y padece enfermedades de riesgo y no está vacunado.

 Resfriado común o catarro

El resfriado es una infección leve causada por virus que suele producir mucosidad nasal, congestión nasal, dolor de garganta, tos y fiebre no muy alta. Se contagia con la tos, estornudos y también a través de las manos y objetos que se hayan manipulado como por ejemplo pañuelos y otros utensilios.

Los resfriados o catarros comunes se curan sin tratamiento en unos días, aunque la tos puede durar más tiempo, incluso semanas. Desde la Consejería de Salud y Familias se recomiendan algunos consejos básicos a los ciudadanos sobre cómo actuar: taparse bien la boca y la nariz al toser o estornudar, preferiblemente con pañuelos de un solo uso, o en caso de no disponer de ellos, hacerlo con el codo y el antebrazo y no con las manos; lavarse las manos a menudo y siempre si se ha cubierto la boca con las manos al toser o estornudar; utilizar pañuelos de un sólo uso para los mocos, tos y estornudos y desecharlos inmediatamente, no dejarlos sobre la mesa ni otros sitios. 

Igualmente, se recomienda ventilar la casa todos los días, descansar y cuidarse, beber a menudo agua e infusiones, ya que alivian el dolor de garganta y la tos y no tomar alcohol, no fumar, mucho menos en presencia de otras personas.  

En cuanto a la medicación, al igual que en el caso de la gripe, se pueden tomar medicamentos para aliviar los síntomas: antitérmicos como el paracetamol o antigripales. En caso de congestión nasal, puede hacer lavados nasales con suero fisiológico o agua con sal  (se prepara 1 litro de agua más 1 cucharadita de sal). En este caso, se insiste igualmente en que los antibióticos no curan los resfriados.

Finalmente, se recomienda consultar a su médico de familia o a Salud Responde si el resfriado se prolonga durante más de 10 días o si persiste la fiebre durante 4 ó 5 días.