Los corredores de la San Antón «protegidos» por seis desfibriladores

0
318
Publicidad

JAÉN-. Los corredores que participen en la Carrera Internacional Urbana Noche de San Antón irán protegidos por desfibriladores. La empres GYSA (Gestion Acuaticos del Sur) y la marca comercial Lifepoint, comercializada en exclusiva por esta última empresa jiennense, con el apoyo de IFP Rescate quieren luchar porque la carrera sea la Carrera más segura de todo el panorama internacional. Serán seis los desfibriladores que participarán dentro de todas las carreras desde la de niños a la Élite. Serán portados por profesionales para que en cualquier momento y en el menor tiempo posible puedan ser atendidos cualquiera de los corredores de esta prueba.

En España se estima, según el estudio Oshcar, que al día se producen 109 paradas cardíacas, de las cuales la parada extrahospitalaria tiene un 11’1% de capacidad de supervivencia a diferencia de la hospitalaria que tiene un 23%. Solo el 18% de los enfermos atendidos por parada fuera del hospital reciben por parte de la población atención RCP. Sin embargo en Dinamarca el 65% de la población tiene una formación en RCP y esto permite “doblar y triplicar la posibilidad de supervivencia”.

Al ocurrir una parada cardiaca y respiratoria en una persona, los primeros seis minutos son cruciales para lograr revertir dicho evento, incluso quedar sin secuelas o consecuencias. Es una técnica que permite mantener la oxigenación de los principales órganos, con compresiones torácicas, en situaciones donde la persona no tenga pulso, no respire, o haya tenido un evento súbito de pérdida de conciencia, donde haya cesado la respiración y la circulación.

Esta técnica no solamente debe ser practicada por profesionales de la salud, sino que la población debe conocerla. Antes la reanimación consistía en dar respiración boca a boca, pero actualmente se centra en las compresiones torácicas, de esta manera, la técnica se vuelve sencilla sin interrumpir el riego sanguíneo.