Publicidad

JAÉN-. Seguro que últimamente has oído hablar de la micropigmentación y el microblading. Ambas son técnicas estéticas con gran auge y demanda, muy habituales en el mundo del «famoseo», que presentan entre sí similitudes y diferencias.

Resulta interesante conocer exactamente qué es la micropigmentación y qué es el microblading antes de decantarnos por alguna de estas soluciones.

¿Qué es la micropigmentación?

La micropigmentación es un procedimiento estético de maquillaje permanente consistente en la implantación de pigmento en las capas superficiales de la piel. Suele utilizarse sobre todo en las cejas y los labios, aunque también se utiliza para camuflar cicatrices, definir la areola de las mamas o en casos de enfermedades de la piel que cursan con despigmentación.

¿Qué es el microblading de cejas?

El microblading es un tratamiento de belleza que define, da forma y aporta color a las cejas a través de la técnica pelo a pelo.

Sus resultados son muy naturales e idóneos en casos de cejas despobladas, con poco volumen o asimétricas, ya sea a causa del paso del tiempo, problemas hormonales, quimioterapia, o depilaciones previas excesivas.

La técnica consiste en dibujar la ceja pelo a pelo, dando armonía a la cara y siempre de acuerdo a los gustos del cliente. El proceso no es doloroso, pudiendo resultar a veces molesto, como una depilación. La durabilidad del microblading es de entre uno y dos años aproximadamente, dependiendo del tipo de piel.

Materiales para micropigmentación y microblading

Hoy día es fácil encontrar materiales de calidad y con todas las garantías. El modo más sencillo es recurrir a la compra de materiales de micropigmentacion online: dermógrafos, agujas, pigmentos y todo lo que puedas necesitar.

Los pigmentos de microblading requieren de un estudio y selección rigurosos para que resulten los más adecuados para cada cliente. Partiendo del tono base del cliente, lo primero a tener en cuenta es que el color que resulta al finalizar el procedimiento difiere del color que observamos en el pigmento antes de su aplicación.

Los pigmentos para microblading más recomendados son aquellos de tipo inorgánico de base mineral. Todos los productos deben ser hipoalergénicos, minimizando el riesgo de reacciones alérgicas.

Algo importante a tener en cuenta es que el pigmento de micropigmentación siempre será menos denso que el de microblading y su fijación, por tanto, inferior.

Transcurridas unas cuatro semanas tras la realización del microblading, el color habrá perdido intensidad, siendo el momento adecuado para realizar algún retoque si fuese necesario. 

En cuanto a las agujas, las más  recomendables son las «nano» extrafinas, siempre estériles y desechables, como marca la legislación, y fabricadas en acero quirúrgico.

¿Cómo decidirse a optar por el microblading?

Desde hace ya varios años el microblading se está imponiendo como técnica estética en toda Europa. En la provincia de Jaén contamos con la visita habitual de la técnico Katherine Valencia, formadora de profesionales, y que realiza su trabajo habitualmente en Madrid.

El tratamiento de microblading es poco traumático para la piel y menos doloroso. Parte del estudio individualizado de cada cliente para ofrecer la ceja perfecta, siempre bajo las condiciones higiénicas y sanitarias más seguras.