CCOO pide una solución inmediata para el servicio de comedor en 37 colegios de Jaén

0
167
Publicidad

JAÉN.- A una semana escasa del reinicio del periodo lectivo, ante la falta de noticias por parte de la Junta sobre la situación del servicio de comedor, el sindicato y las trabajadoras de Royal Menú se han concentrado ante la Delegación del Gobierno de la Junta para exigir una solución urgente que acabe con la incertidumbre de todos los colectivos afectados, sin recurrir a improvisaciones que agraven la precariedad del empleo y del servicio público de comedores.  Además, desde CCOO se insiste en la necesidad de que el Gobierno andaluz aborde un cambio en el modelo de gestión de los comedores escolares, a fin de mejorar la calidad del servicio en algo tan sensible como la alimentación de las niñas y niños andaluces, además de actuar contra la precarización de las condiciones laborales de dicho servicio.

CCOO considera inaceptable la dilación en el tiempo de un problema cuya solución depende básicamente, de la Administración andaluza, al tiempo que se recuerda que desde el sindicato se ha tendido la mano en todo momento a la administración para buscar soluciones, siempre que no estén basadas en una renuncia de derechos de la plantilla, como plantea la nueva adjudicataria, Col Servicol.

El sindicato exige el restablecimiento inmediato del servicio tras las vacaciones de Navidad, advirtiendo que en caso contrario el conflicto seguirá creciendo: “Lo exigimos en la calle hoy día 30 de diciembre y de no tener respuesta por parte de la administración, este sindicato se volcará en una gran movilización en Sevilla el martes 7 de Enero”, expresa la Secretaria General del Sindicato, Francisca Ureña.

El sindicato ha anunciado igualmente la impugnación del Ere ejecutado unilateralmente por Royal Menú, pues deja en una situación de vulnerabilidad a la plantilla de comedores escolares con una suspensión atípica de los contratos y el despido de 7 trabajadoras de cocinas centrales.

CCOO recuerda que esta situación se enmarca en una realidad en la que el 80% de los Comedores escolares de la provincia están externalizados; una situación ante la que reitera la necesidad de abordar un cambio en el modelo de gestión de los comedores escolares: “Apostamos por un plan a medio plazo que suponga recuperar la gestión de los comedores como servicios públicos, lo que supondrá con seguridad un aumento de su calidad, y mejorará las condiciones de trabajo del personal que actualmente está en condiciones precarias”. En cualquier caso, mientras el servicio se mantenga externalizado, CCOO exige a la Consejería de Educación el cumplimiento estricto de la Ley de Contratos del Sector Público, “para que prime la calidad del servicio en algo tan sensible como la alimentación de las niñas y niños, y el cumplimiento de las condiciones de las trabajadoras y trabajadores de acuerdo con el convenio del sector”. “Debemos pasar del modelo muy tensado en cuanto a las condiciones económicas y basado en el análisis de beneficios empresariales a cuenta de la calidad del servicio y de los trabajadores, a un modelo de calidad en la comida y en las condiciones de trabajo”, ha añadido el sindicato.