Decenas de pasajeros hacen Madrid-Jaén en tren de pie

0
6488
Publicidad

JAÉN.- Renfe no deja de sorprender a los viajeros con destino a Jaén o desde la capital jiennense. En este caso son muchos los que se han llevado una sorpresa mayúscula. No son sólo ya los trenes de 1975. A esto se une que los viajeros que se subían al tren de las 17.20 horas en Chamartín ayer domingo, y que hacía parada en la otra estación madrileña de Atocha, se encontraban que su coche no existía. Y es que no comprendía que de las cinco unidades que debería haber llevado el tren tan sólo había tres por ser un modelo anterior. Los billetes estaban vendidos, por lo que son muchos los que han tenido que realizar todo el trayecto de pie como si de un tren de cercanías se tratara. Casi cuatro horas, en trenes que además no tienen coche de restauración.

«Estamos realizando el viaje de cuatro horas de pie con las maletas por medio de los pasillos, lo que supone una estafa al consumidor y pone en peligro la vida de todas esas personas que van de pie. El revisor la única solución que ha dado es que esto era la ley del más fuerte y que el que cogiese el asiento se lo quedaba», señala a este medio una de las afectadas. Un nuevo despropósito para los viajeros de Jaén que viajan en trenes prácticamente tercermundistas.