El Ayuntamiento asfaltará desde enero varias calles de Ronda de Los Olivares y Polígono del Valle

0
209
Calle de Jaén en mal estado
Calle de Jaén en mal estado
Publicidad

JAÉN-. El Ayuntamiento de Jaén acometerá a partir de enero y de forma progresiva las primeras obras del contrato de asfaltado de calles una vez que se ha organizado la tramitación que el actual equipo de Gobierno encontró al llegar al Ayuntamiento. Las primeras intervenciones tendrán lugar en el Polígono del Valle y en la Ronda de Los Olivares, vía clave de acceso al parque empresarial y que se encuentra en un precario estado. Así lo destaca el concejal de Contratación, Servicios Públicos y Proyectos Municipales, Francisco Lechuga, quien asegura que con esta iniciativa se acometerán progresivamente labores de mejora en calles de barrios de Peñamefécit, Santa Isabel, Fuentezuelas, la zona de San Francisco Javier y entorno Avenida de Barcelona, centro ciudad y San Ildefonso, casco antiguo y circunvalación, El Tomillo, La Merced, Belén y San Roque, Alcantarilla, Polígonos industriales, Las Infantas y Polígono del Valle, entre otras zonas.

Francisco Lechuga señala que ha habido que trabajar al mismo  tiempo que la licitación de las obras seguía su curso para planificar actuaciones en las infraestructuras municipales, entre ellas algunas de bulto como que en una decena de calles el anterior equipo de Gobierno incluyó una intervención en la superficie cuando era necesario acometer obras de calado en la red de saneamiento. Este es el caso, entre otras, de Empedrada de La Magdalena, Menéndez Pelayo, Agustina de Aragón, Tiro Nacional, Fajardo o María de las Mercedes, en el barrio de Las Infantas, para las que ha sido necesario pedir informes sobre su estado.

“Donde se proponía asfaltar o arreglar el pavimento en superficie hemos detectado que hay que hacer obras de consideración, lo fácil habría sido ponerse a ejecutar el plan como estaba, lo responsable era hacer las cosas bien aunque llevase más tiempo”, ha dicho Lechuga, quien ha recordado que estas intervenciones añadidas tienen que coordinarse para realizar los trabajos oportunos. No tiene sentido arreglar una calle y que en un periodo corto de tiempo hubiera que levantarla de nuevo porque no se ha dado solución al problema subterráneo que tiene”, remarca. En este sentido, el edil lamenta el tono de la crítica de la oposición con concejales del equipo de Gobierno, como la vertida sobre el concejal de Mantenimiento Urbano acerca de la insuficiencia de medios para poder acometer los trabajos de mantenimiento y conservación, “crítica hecha en un tono más propio de otros espacios que no son el de la política bien entendida”.

“Dejando a un lado los comentarios jocosos de algunos concejales del PP, en los que entrar es una pérdida de tiempo, hay que recordarles que de nada sirve asfaltar una calle si no se ha previsto la necesaria renovación previa de las infraestructuras municipales partiendo de un diagnóstico riguroso. Eso formaba parte de prácticas que no compartimos, las cuales conducen a realizar tan solo obras que aparentemente luzcan sin tener en cuenta la solución definitiva a los verdaderos problemas estructurales”, destaca. 

Además, el concejal destaca que el PP ya ha sido informado sobre la situación y proceso del “Plan de asfaltado”, expediente de contratación que ha seguido todas y cada una de las fases de contratación legalmente establecidas, en el que ha sido necesario celebrar hasta tres nuevas mesas de contratación  para resolver las correspondientes alegaciones y justificaciones de valores desproporcionados o anormales de algunas ofertas, hasta que finalmente en el mes de noviembre han sido adjudicas las obras para el arreglo de más de 60 calles y “cuando se ha dado luz verde a la adjudicación de 8 lotes de obras de Conservación y Mantenimiento de calles que supondrá una inversión de 2 millones de euros”. “El trabajo que se ha hecho estos meses ha sido correcto y eficaz por parte de la oficina de control de contratos, cumpliendo escrupulosamente con la Ley de Contratos del Sector Público”, remarca Francisco Lechuga.

“Lo ocurrido con el proyecto de asfaltado, más allá de las declaraciones del PP sobre la mala gestión de este equipo de gobierno en la tramitación de estos contratos, en las que sólo se arrogan la parte buena del asunto, pone de manifiesto la absoluta falta de planificación de los servicios técnicos municipales”. “A eso se le va a poner remedio por parte del nuevo equipo de Gobierno, con la reorganización del área de contratación, control de servicios públicos y proyectos para que una misma unidad pueda intervenir de forma transversal para garantizar una correcta gestión de recursos públicos y alejándonos de medidas producto de la improvisación y ausencia de planificación”, ha anunciado.