Simulacro de incendio en la vivienda tutelada de La Carolina

0
177
Publicidad

JAÉN.- Cinco y diecisiete de la tarde. Una llamada alerta al parque de bomberos de que se ha producido un incendio en la vivienda titulada de La Carolina, un espacio en el que residen 10 personas con discapacidad intelectual. Así arranca un simulacro que pretende que tanto los usuarios como los trabajadores del centro sepan cómo actuar en caso de emergencia. 

El “conato de incendio” se produjo en la cocina de la vivienda tutelada. A partir de ahí se pusieron en marcha los protocolos de actuación. El personal comienza la evacuación antes de que llegue la dotación de bomberos. Como hay dos puertas cerradas, la evacuación se realiza por la puerta principal. Una de los usuarios debe salir en camilla al tener movilidad reducida. 

“La prevención es fundamental para evitar que se produzca un bloqueo en una situación de estrés o crisis. Además, este tipo de simulacros nos ayudan a ver qué aspectos de pueden mejorar”, explica el concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Heras.

En este sentido, las conclusiones que arroja el simulacro es la recomendación de instalar detectores de humos en las distintas estancias del edificio y un extintor de CO2 en el cuadro eléctrico del edificio.

Tras el simulacro, hubo una reunión entre los trabajadores del centro para ver las pautas para los próximos que se hagan. De la misma manera, también se puso de manifiesto en cómo darles realismo.

“Creemos importante que este tipo de actuaciones se realicen con cierta periodicidad y es positivo que se hagan en colaboración con los cuerpos de bomberos y policía local”, concluye Heras.