Más de seiscientos inmigrantes atendidos en dos semanas en la capital de Jaén

0
124
Centro de transeúntes de temporeros de Jaén.
Centro de transeúntes de temporeros de Jaén.
Publicidad

JAÉN.- El dispositivo de atención al inmigrante temporero del Ayuntamiento de Jaén ha atendido desde su apertura el pasado día 22 y hasta ayer, día 5 de diciembre un total de 633 altas, lo que supone hablar de alrededor de 2.500 estancias en el centro en apenas dos semanas de funcionamiento, según datos del Patronato Municipal de Asuntos Sociales. Estas estancias orientativas corresponden a una media de alojamiento de cuatro días por temporero, habida cuenta de que el dispositivo de Jaén permite cuatro jornadas de pernoctación en lugar de las tres habituales e incluso una quinta para el temporero que retorna a Jaén tras trabajar en el tajo o sin haberlo encontrado y sale de la provincia hacia otro destino.

La concejala del área, Ángeles Díaz, destaca que desde que se abrieran las instalaciones tres días antes de la fecha fijada por el Foro Provincial de la Inmigración (el 22 en lugar del 25) para atender la demanda de temporeros y debido también a la adversa climatología la ocupación media ha sido de un 70% y la normalidad ha sido la nota imperante. “Las 26 personas que atienden las instalaciones están dando el 100% de sí mismos en este trabajo y la coordinación es la nota dominante”, señala la edil.

Del mismo modo, Díaz destaca la buena acogida del punto de información al temporero migrante instalado en esta campaña en la estación de autobuses, nudo de comunicación y lugar de paso casi obligado para todos los temporeros inmigrantes que acuden. Desde que entrara en funcionamiento el pasado 26 de noviembre se han atendido a 184 personas, en su mayor parte de nacionalidad marroquí, argelina, senegalesa y mauritana especialmente. Dos mediadores interculturales se encargan de ofrecer información a los temporeros que acuden a Jaén y quieren saber qué recursos tienen disponibles.

Agradecimiento a las asociaciones

En este punto Ángeles Díaz ha agradecido la implicación de las asociaciones en la atención a los temporeros migrantes, caso de Cruz Roja, con su intervención tanto en el dispositivo como en la atención en la calle o Cáritas Interparroquial y especialmente Diocesana, que con su casa de acogida Nuestra Buena Madre está realizando un trabajo de apoyo fundamental en este dispositivo.