Juana Campos deja salir sus sentimientos en “Rincones del alma”

0
111
Publicidad

JAÉN.- “No es el mejor libro, pero sí soy yo”. Con estas palabras define la poetisa Juana Campos Cortés su obra “Rincones del alma”, un poemario que abre la puerta de su interior para dejar salir sus sentimientos. Ayer fue presentado, en el Palacio Intendente Olavide de La Carolina, en un acto en el que los versos y la música fueron los protagonistas.

“Rincones del alma”, tal y como explicó la autora, nace de la necesidad de sacar lo que todos almacenamos. Sus poemas hablan del amor, de esperanza, de gratitud, de conciencia… “Hay tantas cosas que no somos capaces de decir en voz alta, pero que, en cambio sí que nos atrevemos a través de la escritura. En este libro desnudo mi alma, dejo que entre el aire”, dijo al tiempo que remarcó que los 139 poemas plasmados en él la retratan.

Mientras que el poeta Alejandro Vico fue el encargado de presentar, el concejal de Cultura, Marcos Antonio García, expresó lo que para él había supuesto la lectura de la obra. “Tiene una gran sensibilidad. Sin hacer alardes de figuras retóricas ni de otros mecanismos de la poesía, simplemente con las palabras, las rimas y un vocabulario muy sencillo consigue transmitir unos sentimientos muy bonitos. Tiene un talento muy especial”, dijo. 

La presentación de “Rincones del alma” fue una verdadera reivindicación de la poesía. Y es que no solo la autora leyó algunos de los poemas que contiene su obra, entre ellos, “A tientas” o “Eso quiero”, sino que contó con el respaldo y cariño de otros poetas que, también, leyeron sus versos. Se trata de Alejandro Vico, Joaquín Blanco, Antonieta Bernardino y Juan Carlos Colas, que además de recitar, se lanzó con su guitarra para interpretar unos cuantos temas.

El público disfrutó de un acto entrañable y cercano. La autora firmó ejemplares y regaló un ejemplar de volumen para la biblioteca carolinense, hecho que agradeció en concejal de Cultura.

Juan Campos Cortés nació en Úbeda. Con alrededor de 700 poemas en su haber, asegura que no recuerda cuándo empezó a escribir, pero sí asegura que la animaron la lectura de Neruda, Machado y Lorca entre otros. Cuenta con varios premios en su haber.