Agricultura premia a dos centros educativos jiennenses por su implicación con el medio ambiente

0
121
Publicidad

JAÉN-. La delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Soledad Aranda, ha asistido a la entrega de los Premios Educaves, unos galardones de pintura que se otorgan al alumnado de colegios que desarrollan, dentro del Programa Aldea B, un proyecto de educación ambiental centrado en las aves y en sus hábitats. La provincia de Jaén ha contado con cuatro galardones, repartidos entre los municipios de La Carolina y Cazorla, que incluyen el que premia al centro educativo en su conjunto y el primer premio de Educación Primaria y Educación Especial.

“La educación en valores naturales de los escolares resulta determinante para fomentar conductas respetuosas con el medio natural”, ha manifestado Soledad Aranda. La iniciativa, que se realiza en colaboración con la Delegación Territorial de Educación y Deporte, busca promover el conocimiento de las aves y sus hábitats entre el alumnado, observar y anotar los cambios que estas muestran en respuesta al cambio climático y fomentar la investigación escolar en materia de ornitología.

En esta edición han participado 5.536 alumnos y alumnas con un total de 321 obras. Entre todas ellas, ha resultado ganador en la categoría de Educación Primaria y Educación Especial el trabajo “Avutardas en la estepa”, realizado por Abraham Aibar y presentado por e CEIP Virgen de la Cabeza de Cazorla. Por su parte, el colegio Palacios Rubio de La Carolina ha recibido tres galardones: el premio como mejor centro educativo al propio centro escolar y los accésits por “Pájaros andaluces”, de Adela Tapia Sánchez, en la categoría de Educación Infantil, y “Martín pescador”, de Martín Ruiz Rey, en Educación Primaria y Educación Especial.

La delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que ha hecho entrega de los premios junto con la jefa de Servicio de Planificación de la Delegación Territorial de Educación y Deporte de Jaén, Encarnación Gutiérrez, ha agradecido la participación de los centros y la implicación de las directivas. Durante el acto organizado para entregar los galardones, se ha llevado a cabo, además, una suelta de aves. Un ratonero, un águila y un cernícalo han sido algunas de las especies que han acercado el medio natural a los escolares. Aranda ha explicado que otras especies urbanas como el avión común ola cigüeña blanca primilla permiten abordar numerosos aspectos relacionados con el conocimiento del medio ambiente, la biología, la conservación y la investigación. Asimismo, los parques urbanos o los humedales son ambientes idóneos para iniciar al alumnado en el mundo de las aves, bien porque en ellos se concentran estos animales o porque están cercanos a los propios centros.