Linares reivindica las gestiones para normalizar la situación del servicio de Escuelas Infantiles

0
256
Rafael Funes, concejal de Educación del ayuntamiento de Linares
Rafael Funes, concejal de Educación del ayuntamiento de Linares
Publicidad

JAÉN.- Rafael Funes, concejal de Educación del Ayuntamiento de Linares, ha comparecido ante los medios de comunicación durante la mañana de hoy, tras el anuncio efectuado el pasado viernes por la empresa Jándalo, anunciando la suspensión de los servicios de desayuno y merienda que se efectuaría para los más pequeños en varios centros de la ciudad, a partir del próximo 1 de diciembre.

El Ayuntamiento de Linares ha querido mostrar su disconformidad con la actitud de la empresa y el desconcierto que ha generado el escrito entre los padres de los niños de las escuelas infantiles. El consistorio ha indicado que la acción efectuada durante la jornada de ayer (la comunicación a los padres) es una acción prohibida en el contrato que libre y, mutuamente, firmó la administración con la empresa.

Rafael Funes ha afirmado de forma rotunda que “en tan solo un mes se han hecho numerosas gestiones para resolver las situaciones de los trabajadores y el servicio, que, por cierto, ya venía realizándose de forma precaria desde hace décadas, por eso mismo lamentamos profundamente el comunicado del pasado viernes por parte de la empresa Jándalo”.

Funes además ha indicado, “que no hace ni 15 días que el Pleno municipal aprobó la devolución de la fianza a la cooperativa Jándalo de un contrato firmado entre ambas partes en 2011, una cantidad que supera los 23.000 euros y que será reembolsada a la cooperativa, un hecho que durante muchas décadas ningún otro equipo de gobierno había realizado”. 

El edil de Educación señala que “sólo este Equipo de Gobierno ha cumplido con la obligación que tenía que haberse ejecutado mucho antes, por ese motivo, hemos tenido que abonar intereses de demora por la no responsabilidad de los anteriores gobiernos municipales”. 

Aparte, Funes ha hecho especial énfasis en los tiempos y plazos legales que deben aplicarse en la administración. “Yo soy el primero que me encantaría poder abonar mañana mismo todas las facturas a la empresa, pero esta administración se rige por un procedimiento, el cual debe cumplirse”, subraya.

Respecto a los pasos dados por el gobierno municipal, el concejal ha relatado la gestiones realizadas en las últimas semanas. “A finales de octubre nos reunimos con la presidenta de la cooperativa, uno de los socios y las trabajadoras para normalizar la situación del servicio. De dicha reunión, se alcanzaron dos acuerdos, por un lado el desbloqueo de la fianza del último contrato de 2011, repito de 2011, y, por otro lado, regularizar la situación laboral de las trabajadoras con la cooperativa, en esa labor nuestra labor ha sido la de asesorar la vía legal más segura para las trabajadoras”, remarca Funes.

Además, ha reiterado que “es la primera vez que se le va a devolver una fianza a esta empresa, tras muchos años de servicio ningún gobierno había devuelto fianza alguna”. En lo relativo a las facturas pendientes reclamadas por la empresa. Funes ha afirmado que hace, apenas, diez días, ”el 13 de noviembre, el departamento de Intervención se puso en contacto con la empresa para establecer los pasos a dar para realizar el pago de las facturas por su servicio”. Tras ello, la empresa presenta el 14 de noviembre, las facturas de septiembre y octubre, y a los pocos días, el 19 de noviembre, hace cuatro días,  los técnicos emiten un informe dando conformidad al pago de la factura de septiembre por un total de 61.589 euros, pago que, evidentemente, hay que realizar mediante un procedimiento administrativo, y del cual no ha pasado ni siquiera ni una semana.

En conclusión, el responsable educativo ha querido reivindicar que en los pocos meses de mandato municipal, el Ayuntamiento abonó en agosto del 2019, 28.000 eurps de los servicios de un contrato anterior, el cual no disponía de fondo alguno, realizándose numerosas gestiones para encontrar dichos fondos y realizándose el pago.

Junto a dicha gestión, en tan solo un mes se ha procedido al acuerdo de devolución de la fianza del contrato de 2011 y a la tramitación de las facturas de septiembre y octubre presentadas por la empresa el pasado 14 de noviembre.

Por tanto, “es evidente que el gobierno municipal desde el primer día se ha sentado con esta empresa para trabajar en soluciones legales, que garanticen la prestación del servicio y el pago de todas y cada una de las obligaciones que el Ayuntamiento de Linares debe asumir. Este Equipo de Gobierno no va a prometer nada que no se ajuste a la legalidad y a la defensa del interés general, no dejándose amedrentar por nadie”, concluye Rafael Funes.