Publicidad

JAÉN.- A la hora de pensar en el gran día de la boda, una de las cosas destacadas para que sea inolvidable es el vestido de novia. En pleno corazón de Jaén, la veterana de la moda jienense Mar Bellido, al frente de Verónica y Jesús Novias, nos da algunas pistas para no equivocarnos en el momento de elegir la mejor opción en función de nuestra personalidad y condiciones físicas.

Sin embargo, siempre resalta que lo principal es que se prueben varios vestidos y que no compren en el primer sitio al que vayan. Hay que buscar, comparar y ver calidades de los materiales, hasta que dices “este es mi vestido”. “Cada novia es un mundo”, prosigue Mar Bellido de Verónica y Jesús Novas. “Hay novias que quieren ir cómodas porque quieren bailar y moverse, y otras disfrutan con un vestido más ceñido, depende de los gustos”.

Aunque los materiales son los mismos, ya sea creps, gasa, tul, micado o seda salvaje, bien es cierto que a principio de primavera se recomienda el uso de una manguita larga y el resto de los meses más propicios para celebrar bodas con tirantes o escote.

Las novias con muchas caderas y poca cintura son favorecidas con un vestido de tipo princesa, pues el efecto óptico aporta más proporción. En cuanto al escote, la persona con poco pecho se verá mejor con un escote subido, que le hace más pecho. Lo contrario, usar mucho escote, le hace menos pecho aún. De igual forma una persona de proporción ancha no debe llevar una espalda de tipo nadadora, ya que se trata de disimular formas.

La novia que sea alta puede probar con casi todo tipo de vestidos, tanto estrechos como de vuelos y de princesa, que no está recomendado para bajitas. En ese caso, la falta de estatura se suple mejor con un vestido de corte sirena, que estiliza y da longitud.

El ramo es otro detalle importante en el que pocas veces se repara. Una novia grande debe llevar un ramo en proporción, pues con uno pequeño suele verse ridículo. De igual forma, a una novia más pequeña no se le recomienda un ramo de grandes dimensiones.

El peinado puede ser otro de nuestros aliados. Un moño italiano alto es perfecto para ganar estatura mientras que a las novias altas se le recomienda lucir un moño bajo cordobés.

Otro consejo valioso es adquirir un segundo vestido, más sencillo, para hacer el cambio tras la sesión de fotos e incluso el brindis. Eso permitirá ir más cómoda y ligera y los hay a muy buen precio en Verónica y Jesús.

Por si fuera pocas las ventajas de comprar en esta innovadora boutique de novias que trabaja con los mejores diseñadores del mundo, además puedes aprovechar ahora su promoción de regalo del velo, la tiara y el can-can con la compra de tu vestido.

Visita su tienda en Bernabé Soriano número 30 en horario de 10:00 a 13:30 horas y de 17:00 a 20:30 horas, y hasta febrero además también los sábados tarde de 18:00 a 20:30 horas (consultar posibilidad de apertura en horario diferente) o, si lo prefieres, pide cita previa por teléfono, llamando al 953 23 40 70 y 608 94 08 04. Puedes ir haciendo la boca agua visitando las páginas web de los diseñadores más punteros en www.morilee.com y www.ronaldjoyce.com.