Operación de la Guardia Civil contra los enganches ilegales en La Carolina

0
191
Publicidad

JAÉN-. La Guardia Civil, concretamente componentes de Seguridad Ciudadana de Guardia Civil en La Carolina, han realizado una Operación, motivada para el auxilio a operarios, de una compañía eléctrica, para realizar inspecciones de energía, en varias viviendas de la Barriada conocida como “el Cerro” de la localidad de La Carolina.

Establecido el dispositivo, se pudo comprobar sobre el terreno, que de 48 viviendas inspeccionadas, existían 45 viviendas, con defraudación eléctrica y conexiones ilegales, las cuales entrañaban un grave riesgo, al no reunir condiciones técnicas de seguridad, presentando un peligro inminente, tanto para las viviendas que realizaban la conexión, como para las colindantes.

Así mismo, se pudo comprobar, que en tres viviendas de las inspeccionadas, se estaban realizando labores de “Cultivo Indoor”, de marihuana, las cuales se encontraban en habitaciones de los domicilios, herméticamente cerradas, para evitar olores, las cuales disponían de lámparas alógenas de alta potencia, aíres acondicionados, filtros de carbono, ventiladores y material eléctrico de alta intensidad.

En los registros se incautaron 362 plantas de marihuana, siendo detenidos dos vecinos de La Carolina, de 32 y 38 años de edad, como presuntos autores de un Delito Contra la Salud Pública, los cuales han sido puestos a disposición judicial.

Además de los detenidos, se investiga en Diligencias Judiciales, a 45 personas, como presuntas autoras de un Delito de Defraudación de Fluido Eléctrico, calculando los perjuicios económicos entre 2.000 y 11.000, por cada conexión.

Los “Enganches ilegales” los tomaban de la línea principal de la fachada, y en algunos casos, de la línea subterránea, los cuales en una medición pericial, cada una de las viviendas, tenia una entrada de consumo que podía equivaler, a la de ocho viviendas a pleno rendimiento, al no estar las líneas preparadas para esa carga y por la precariedad de las conexiones, tenían un alto riesgo de incendio.