El centro de transeúntes de Jaén podrá acoger hasta 170 temporeros inmigrantes

0
131
Centro de transeúntes de temporeros de Jaén.
Centro de transeúntes de temporeros de Jaén.
Publicidad

JAÉN.- El Ayuntamiento de Jaén ha ampliado estos días de 48 a 60 plazas la capacidad del centro de transeúntes para atender las necesidades de temporeros inmigrantes que han llegado a la ciudad y ultima ya la intendencia para dar cobertura hasta a 170 personas a partir del 25 de Noviembre, fecha marcada y acordada en el Foro Provincial de la Inmigración para la apertura coordinada con toda la red provincial del dispositivo de atención al inmigrante con motivo de la campaña oleícola, la Junta de Andalucía y la Subdelegación del Gobierno entre otras. 

La edil de Políticas Sociales, Ángeles Díaz, destaca además que estos días se ha apoyado además el trabajo en el centro de transeúntes con la expedición de algunos billetes para aquellas personas que han llegado a la provincia y quieren moverse a otro punto cuando descubren que no hay tajo para ellos por las expectativas de esta campaña. “Hasta que no se active de forma coordinada el dispositivo dentro de una semana es este el apoyo que prestamos. No podemos arriesgarnos a un efecto llamada que no responda a las expectativas de trabajo de los migrantes y que además conlleve una saturación e inseguridad del recurso e indirectamente a tener más gente durmiendo en las calles,  todos los albergues de la provincia deben tener una unidad de acción en este sentido como se nos ha indicado y hemos acordado en el Foro Provincial”, dice Díaz.

A pesar de eso, la edil señala que en las últimas noches, las más frías, se ha hecho algún esfuerzo extra, “preocupados ante todo por facilitar una cama al que lo pida, más allá de lo fijado en el centro”. En este punto agradece la colaboración “inestimable” que brindan Cáritas Interparroquial y Diocesana, además de otras organizaciones sociales con las que el Ayuntamiento mantiene una buena interlocución. 

Díaz destaca además que en momentos en los que el centro de transeúntes no estaba completo aún se ha detectado gente durmiendo en las calles. “Por supuesto no son todos los casos pero en ocasiones hay personas reacias a alojarse en un centro oficial, porque tienen reticencias al pensar en algún tipo de represión o de control de documentación de las autoridades o fuerzas de seguridad porque en sus países de origen el comportamiento es ese en ocasiones. Ahí intentamos desde nuestros canales de información y el apoyo de las organizaciones sociales hacer con ellos la mejor de las pedagogías posible para que sepan que el centro es un recurso sin más”, remarca Díaz.

El centro de transeúntes está atendido en la actualidad por 13 personas: 6 monitores, 4 auxiliares de cocina, 1 trabajadora social, la directora y 1 mediador intercultural. Cuando pase a dispositivo será cuando se incorpore el personal cuya contratación se ultima esta semana, 11 personas más que llegan a través de la Junta de Andalucía. Se trata de 2 mediadores más, 3 monitores de refuerzo de noche, 2 limpiadoras, 1 cocinera, 1 pinche y otras 4 personas para hacer labores de intendencia. En total, habrá 26 personas para 170 plazas cuando funcione el dispositivo. De hecho Jaén es la ciudad que más recursos dedica a esta cuestión, al tratarse del centro receptor de inmigrantes temporeros a pesar de que no es el lugar de destino, sino que lo es el resto de la provincia.

Asimismo, este año el Ayuntamiento ofrece una noche más de alojamiento a los temporeros, pasando de tres a cuatro estancias seguidas. “No solo eso, sino que además brindamos la posibilidad de una segunda estancia a la vuelta de los tajos para aquellas personas que salen de la provincia de un solo día para garantizar la seguridad ciudadana y de los destinatarios a su vez”, dice la edil. En el centro de transeúntes, a la espera del personal de la Junta, también se ha trabajado a contrarreloj tras la llegada del nuevo equipo de gobierno para poner a punto las instalaciones. Se han realizado obras en saneamientos, se han arreglado hornos, cámaras frigoríficas, un abatidor, se ha pintado y arreglado puertas y muebles y se ha adecentado el exterior “con toda la dignidad que merece el centro”, eliminando pintadas racistas y xenófobas y colocando plantas. En esta labor han colaborado el Centro Especial de Empleo, FCC y Mantenimiento Urbano.

Oficina en la estación de autobuses

Además, este año, la Concejalía de Asuntos Sociales y Epassa han colaborado en la puesta en marcha de una Oficina Municipal de Atención al Inmigrante en el interior de la estación de autobuses, atendida por dos mediadores interculturales, uno municipal y otro cedido por la Junta de Andalucía. “Estaba en el Patronato de Asuntos Sociales ubicada y creímos mejor opción para los temporeros atenderlos en la estación de autobuses, un nudo de comunicaciones clave en los desplazamientos que hacen los temporeros. Allí recibirán información sobre recursos disponibles para ellos”, señala.