Ángeles Almacellas relata la historia de amor entre San Juan de la Cruz y La Carolina en su pregón

0
119
Publicidad

JAÉN.- Como si de una historia de amor se tratase, la doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación, María Ángeles Almacellas describió la relación entre San Juan de la Cruz y el municipio de La Carolina durante el pregón de las fiestas del patrón carolinenses. Apoyándose en versos  y frases del santo, la pregonera esbozó un relato singular, dulce y bien documentado.

“Fue un enamorado de La Peñuela. El fraile se enamoró de esa tierra. Se enamoró de la adolescente La Peñuela y La Carolina le ha correspondido durante todos estos años. La Carolina es la mujer hermosa que corresponde al amado”, dijo. Y es que, según desgranó, a San Juan de la Cruz le hubiera gustado pasar los últimos días en su querido convento carolinense. Tal y como explicó, así quedó plasmado en una de sus cartas. “Me voy a unas Indias mejores en las que voy a pasar el resto de mis días, que me quedan pocos”, escribió el autor. El problema es que “le fallaron las cuentas” y no le dio tiempo a regresar de Úbeda.

El pregón fue muy aplaudido por todos los presentes, ya que María Ángeles Almacellas supo enganchar al público con un pregón trabajado y muy literario. Sus palabras evocaron la época, los sentimientos del patrón carolinense, sus anhelos y su forma de pensar. Al mismo tiempo, describió cómo todo un pueblo ha sabido ponerlo en valor y guardarlo en su recuerdo.

La presidenta de la Hermandad de San Juan de la Cruz, Carmen Pérez Mirón, fue la encargada de presentar a la pregonera, de la que resumió su vasto currículum. Licenciada en Filología Hispánica y diplomada en Formación Teológica, es profesora de Educación Secundaria en un colegio de Madrid y cuenta con varios libros en su haber.  La música de la violinista María del Mar Jurado abrió y cerró el acto.

La alcaldesa de La Carolina, Yolanda Reche, y el concejal de Cultura, Marcos Antonio García, respaldaron a la Hermandad con su presencia. “San Juan es el patrón de todos los carolinenses. Son nuestras fiestas y, por eso, año tras año, renovamos el convenio de colaboración con la hermandad para que los festejos brillen con todo su esplendor. En concreto, casi todas las actividades del mes las encuadramos en la celebración”, explica Reche.