Sanciones de 500 euros por no recoger los orines de los perros en Linares

0
486
Publicidad

JAÉN.- El concejal de Salud del Ayuntamiento de Linares, Pedro Cintero, ha presentado, acompañado del Jefe de la Policía Local de Linares, Diego Montes, la nueva ordenanza sobre deyecciones líquidas que entrará en vigor tras su aprobación por unanimidad en el pleno del pasado mes de octubre.

“Se trata de una campaña de control, información y sensibilización con respecto a la Ordenanza Municipal de Tenencia de Animales, sobre aspectos que afectan a la convivencia de los ciudadanos, como son los higiénicos-sanitarios derivados de denuncias de ciudadanos de Linares de distintos barrios, ya que no hay una concentración de donde han venido”, afirma Cintero.

“Las mascotas, y en concreto los perros, aportan múltiples beneficios a sus propietarios, como la compañía y el bienestar que se percibe en el entorno familiar, pero es un bienestar del que debemos disfrutar todos los ciudadanos, sin verse condicionados por conductas previstas en la Ordenanza Municipal, como las deposiciones sólidas y líquidas”, continúa el concejal, y añade que “es un tema de salud pública y convivencia. No se está teniendo el cuidado adecuado a la hora de sacar a pasear a los perros y eso se traduce en denuncias de vecinos de Linares que se han visto afectados por la suciedad que se genera al no recogerse adecuadamente esos residuos”.

En la ordenanza anterior, recientemente modificada, las deposiciones sólidas estaban reguladas, y ya se obligaba a que los propietarios fuesen provistos de bolsitas para la recogida de los sólidos. Sin embargo, esta circunstancia no se daba con respecto a las deyecciones líquidas, por eso, al pleno de octubre se llevó la modificación del artículo 8 de la ordenanza, que ahora recoge la obligatoriedad de limpiar estas deyecciones líquidas con una solución jabonosa o detergente neutro (o bien agua mezclada con vinagre), para lo cual los propietarios deberán ir provistos de envases de al menos 250 centímetros cúbicos con este contenido. 

“Lanzamos una campaña de sensibilización para que la ciudadanía conozca que no es solo prohibición, sino que se trata de una cuestión de civismo para mantener la ciudad limpia, libre de residuos de animales en esquinas, farolas, papeleras y zócalos, como actualmente sucede, dando una imagen que Linares no merece ni tampoco sus visitantes”, agrega tajante el concejal de Salud. “Hemos hablado con los colectivos y asociaciones de animales y son los primeros a los que no les gusta esta actitud de algunos propietarios”, continúa Cintero. 

Controles rutinarios de agentes de policía en Linares

Para esta campaña se cuenta con el apoyo de la Concejalía de Interior y Función Pública, que va a disponer del cuerpo de Policía Local para que se controle con mayor intensidad que se cumpla la ordenanza, tanto en control rutinario, en el que se comprueba tanto el microchip como el registro del animal, así como también un control visual acerca de la recogida de las deyecciones sólidas y líquidas. “De momento se trata más de informar de que esta nueva ordenanza va a entrar en vigor y concienciarles de que deben colaborar, ya no solo por la ordenanza sino por la convivencia y por hacer una mejor ciudad en la que todos disfrutemos de las mascotas”, añade Cintero.  

La campaña durará hasta el próximo mes de enero, cuando comenzarán las sanciones pecuniarias. Hasta entonces, serán sanciones de apercibimiento. La sanción leve por incumplimiento de la Ordenanza Municipal va desde los 75 hasta los 500 euros, y las de mayor calado, que se tramitan a través de la Junta de Andalucía, tienen un importe económico aún mayor, siendo las graves de hasta 2.000 euros y las muy graves de hasta 20.000 euros.