Más de 1.700 jóvenes jiennenses se forman en reanimación cardíaca

0
205
Reanimación cardíaca con alumnos de Jaén
Reanimación cardíaca con alumnos de Jaén
Publicidad

JAÉN.- La delegación territorial de Salud y Familias, la delegación territorial de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía en Jaén y el Ayuntamiento de Jaén han organizado bajo la coordinación de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, una nueva sesión de formación masiva con motivo del Día Europeo de la concienciación ante la Parada Cardíaca que se celebra todos los años el 16 de octubre desde el año 2013. 

Denominadas #cardiomaratones061, estas jornadas están enmarcadas dentro de la campaña puesta en marcha por el Consejo Europeo de Resucitación (ERC) bajo el lema de este año «Todos los ciudadanos pueden salvar una vida». Las jornadas celebradas en las instalaciones del Polideportivo de las Fuentezuelas de Jaén han contado con la presencia de Trinidad Rus, delegada de Salud y Familias en Jaén y de Manuel Montijano, director en funciones de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 de Jaén.  

“Un total de 1.700 jóvenes han recibido formación en técnicas básicas de reanimación cardíaca en esta sesión de formación masiva coordinada por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 y a la que se han unido en esta ocasión instituciones públicas y privadas de la provincia”, ha destacado Rus.

Los alumnos y profesorado de los centros educativos de Jaén que participan en la iniciativa han sido entrenados en reanimación cardiopulmonar por 40 docentes, pertenecientes a las siguientes instituciones colaboradoras: Área Sanitaria Jaén Norte – Nordeste; Distrito Sanitario Jaén – Jaén Sur; Hospital Universitario de Jaén; Agencia Pública Hospital Alto Guadalquivir; Cuerpo Nacional de Policía de Jaén; Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Jaén; IFP Rescate; Protección Civil de Jaén; Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Andújar; Cruz Roja Española ,  Policía Local de Jaény la Fundación Mapfre.

Hospital de Jaén

Previa a la visita a la actividad organizada por EPES, la delegada territorial ha visitado el Hospital Universitario de Jaén, junto al director gerente del centro hospitalario, Osamah El-Rubaidi Abdullah, y el equipo directivo, que ha sido el encargado de organizar unas jornadas formativas, destinadas a todo el personal del hospital, abierto a personal sanitario y no sanitario, y que ha contado con la participación de 150 personas. 

La actividad ha estado coordinada por la Unidad de Formación, a cargo de profesionales de instrucción de soporte vital básico, y ha tenido lugar en el salón de actos del Hospital General. “Desde el Hospital queremos concienciar a todos nuestros profesionales, sean sanitarios o no, puesto que en cualquier lugar, en cualquier momento, podemos salvar una vida, teniendo las herramientas básicas para actuar”, ha señalado el director gerente.

Junto a ello, el centro de salud de las Fuentezuelas ha puesto en marcha un taller sobre “Primeros Auxilios y Reanimación Cardiopulmonar”, en el IES Las Fuentezuelas, dirigida a los/as alumnos/as de los ciclos formativos de electricidad y electrónica. El personal de enfermería, responsable del programa Forma Joven con la colaboración de las alumnas de 4º curso del grado de Enfermería de la Universidad de Jaén, organizan e imparten varios talleres demandados por la orientadora y profesorado de dicho instituto, con periodicidad anual.

El objetivo de este taller es que los alumnos de estos ciclos formativos sepan actuar ante una situación que requiera primeros auxilios o comenzar maniobras de RCP Básica hasta la llegada de los profesionales sanitarios. Además, se han tratado temas relacionados con las emergencias más comunes en este ámbito laboral, tales como: Electrocución, quemaduras, precipitaciones, politraumatismos, ahogamientos y hemorragias.

#Cardiomaratón061

Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos. 

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha formado desde 2013 a 6.000 personas, entre primeros intervinientes en las situaciones de emergencias y alumnos y profesionales de la comunidad educativa, dentro de estas jornadas denominadas #cardiomaraton061.

El Consejo Europeo de Resucitación, promotor del día europeo de concienciación ante la parada cardíaca, ha calculado que más de 100.000 personas al año podrían salvar sus vidas en Europa si se alcanzaran las tasas de formación de ciudadanos en estas técnicas que tienen en países referentes como Países Bajos o Suecia. 

En este sentido, y para facilitar la enseñanza de estas técnicas a la ciudadanía en general, las recomendaciones internacionales han simplificado las acciones a llevar a cabo por los testigos y destacan sobre todo la importancia de alertar de inmediato a los servicios de emergencias sanitarias e iniciar cuanto antes las maniobras de reanimación.

En esta línea, la Fundación Progreso y Salud, a través de la línea Iavante y EPES 061, con la colaboración de la Universidad de Málaga y la asociación malagueña Expaumi, han producido un video divulgativo, el Rap de la RCP, adaptado a los más jóvenes con el fin de facilitar el aprendizaje de las técnicas de reanimación y dar a conocer la importante ayuda que prestan los primeros intervinientes. El vídeo, patrocinado por   B+SAFE (Grupo Almas Industries), estará disponible en el canal de Youtube ‘emergencias sanitarias Andalucía´. 

Distinciones  especiales

Como ejemplo a seguir, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 va a otorgar unos reconocimientos en nombre de todos los profesionales sanitarios que participan en la cadena de supervivencia, por sus gestos solidarios y ejemplares, que contribuyen de manera decisiva a salvar la vida a una persona.

En Jaén, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha distinguido a Antonio Jesús Pulido por su pronta y eficaz actuación en la asistencia de un paciente que sufrió un proceso con riesgo vital grave en un comercio de la localidad, en el que trabaja como dependiente. La intervención de Antonio Jesús Pulido alertando al 061 y siguiendo las recomendaciones que desde el centro coordinador de urgencias y emergencias le facilitaban para aplicar las técnicas de reanimación, permitió que Blas Montoro se encuentre actualmente recuperado. Gracias a la decidida actuación de este dependiente, la ejecución de las maniobras de soporte vital y el seguir las instrucciones recibidas del centro coordinador 061, el paciente pudo superar la crítica situación en la que se encontraba.

El equipo de emergencias sanitarias del 061, a su llegada pudo revertir la situación de extrema gravedad del paciente, y trasladarlo al hospital de referencia, donde fue atendido y pudo recuperarse.

RCP Telefónica

Ante una situación de sospecha de parada cardiorrespiratoria, desde el centro del 061 se anima y se explica a los alertantes como realizar estas maniobras básicas mientras que llegan los equipos de emergencias al lugar del suceso, dado que está demostrado que intentar aplicar estas técnicas a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios, ayuda a muchos pacientes llegando a aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50% de los afectados.

Estos eventos suceden en la calle, en el trabajo o mientras se hace ejercicio o una actividad extenuante, aunque ocurren en su mayoría en el hogar. En la actualidad, menos de 1 de cada 10 personas sobreviven. Las investigaciones realizadas muestran que la aplicación de las técnicas de reanimación cardiopulmonar por una persona que presencia la parada cardíaca aumenta la supervivencia entre 2 y 3 personas de cada 10, aunque sólo 1 de cada 5 pacientes llega a recibir esta ayuda. 

En Andalucía, gracias al protocolo de atención telefónica ante una situación de sospecha de parada cardíaca, los testigos presenciales inician las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar mientras acuden los equipos de emergencias al lugar del suceso, siguiendo las instrucciones que se les facilitan desde la sala de coordinación de forma ininterrumpida hasta la llegada de los sanitarios. La RCP telefónica ayuda a personas que no tienen formación previa a ponerla en práctica en situaciones difíciles. 

En el año 2018, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias realizó soporte vital avanzado a 1.250 pacientes, lo que supone un incremento del 6,5% obre los resultados del año anterior (1.168). El 73% de los pacientes son hombres y la edad media ha sido de 63 años. En el 53% de los casos la parada cardíaca fue presenciada y excluyendo los casos presenciados por personal sanitario, hubo reanimación previa en 286 pacientes, apoyando al testigo reanimador desde el centro coordinador con RCP asistida por teléfono, en más del 50% de los casos. Según los datos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, el desfibrilador externo automático se utilizó previamente a la llegada del equipo de emergencias en 70 pacientes (4%).

Tras la asistencia in situ de los pacientes por el equipo de emergencias sanitarias 061, 387 pacientes (32%) llegaron con pulso al hospital, un 2% más que el año anterior. Se realizaron 16 activaciones de códigos de donación en asistolia. Un total de 125 pacientes (10,3%) recibieron el alta hospitalaria con buen estado neurológico.

Cadena de supervivencia

Durante las sesiones formativas, los asistentes pondrán en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenderán la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una Parada Cardiorespiratoria (PCR), lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’. 

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.