La Junta declara la emergencia en los comedores escolares que han quedado sin servicio

0
399
Publicidad

JAÉN.- La Consejería de Educación y Deporte ha iniciado a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación el procedimiento para la declaración de emergencia en el caso de los 37 comedores escolares de la provincia de Jaén cuyo funcionamiento ha quedado suspendido temporalmente debido al abandono del servicio por parte de la empresa que lo prestaba, Royal Menú. La declaración de emergencia permitirá la adjudicación directa del servicio de comedor en estos centros de forma temporal a empresas que puedan atenderlos en tanto se licitan y adjudican de nuevo estos contratos, de manera que puedan estar de nuevo en funcionamiento a la mayor brevedad posible.

Hay que aclarar que la empresa Royal Menú tiene actualmente un contrato en vigor que vence en febrero de 2020. Esta empresa ha sido objeto durante el curso 2018-19 de diversos expedientes sancionadores y quejas por incumplimientos en la calidad en el servicio, motivo por el cual el pasado mes de abril se le comunicó que no se haría uso de la posibilidad de prórroga del contrato una vez finalizara.

El pasado 4 de septiembre, Royal Menú comunicó a la Agencia su intención de ceder el contrato a otra empresa del sector, una operación de cesión que es algo habitual entre empresas y que no tiene por qué implicar ninguna dificultad grave. Sin embargo, el 16 de septiembre dicha empresa comunicó que desistía de esta operación de cesión.

El 9 de octubre, sin que mediara ningún otro aviso previo de que esta situación se pudiera producir, Royal Menú informó a la Agencia de que el lunes 14, debido a las dificultades financieras en las que se encontraba, sería el último día que prestara el servicio. A partir de ese momento, la Agencia ha contactado con diversas empresas del sector con la intención de lograr una cesión de contratos que permitiera la continuidad del servicio sin interrupciones.

Ante esta situación, y con la prioridad de evitar los perjuicios que esta situación está generando en las familias y centros afectados, la Consejería de Educación y Deporte ha decidido proceder a la declaración de emergencia, que permitirá contratar de forma directa a las empresas que puedan atender temporalmente estos comedores y de este modo reducir al mínimo el tiempo de suspensión del servicio.

Es necesario aclarar, por otro lado, que la Agencia Pública Andaluza de Educación no tiene pagos pendientes con la empresa Royal Menú, a la cual se han abonado puntualmente las facturas presentadas a lo largo de la ejecución de estos contratos. La Consejería de Educación y Deporte quiere trasladar de nuevo a toda la comunidad educativa su pesar por esta situación y el compromiso y esfuerzo de toda la Consejería por dar una solución satisfactoria a los centros afectados lo antes posible.