La importancia de la autoexploración contra el cáncer de mama

0
246
Publicidad

JAÉN.- El Hospital de Alta Resolución Sierra de Segura (Jaén) va a realizar durante esta semana una campaña en el Área de Radiología a través de la cual quiere concienciar sobre la importancia de la autoexploración mamaria como una de las herramientas al alcance de toda mujer para detectar de forma precoz un cáncer de mama. Esta información verbal, junto a folletos, se ofrecerá a las mujeres que pasen por este servicio del centro hospitalario, haciéndose coincidir con los días previos a la celebración del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, programado el próximo 19 de octubre. En la consulta también se van a distribuir lazos rosas, símbolo de la lucha contra este tipo de cáncer.

Por su parte, y como apoyo a este mensaje, la Junta Local de La Puerta de Segura de la Asociación Española Contra el Cáncer va a instalar también en el en el hall del centro hospitalario segureño los días 15 y 17 de octubre una mesa informativa, donde reforzará esta información y dará a conocer los servicios que ofrece dicha asociación.

Según indica la radióloga de este hospital, Sandra Caro, “la autoexploración mamaria es fundamental para detectar cualquier anomalía o cambio que se produzca en los pechos de la mujer propiciando así, en fases tempranas, la indicación de tratamientos menos agresivos y aumentando la supervivencia. Esta autoexploración debe realizarse una vez al mes, después de haber concluido la regla y en el caso de las mujeres que ya han superado la menopausia puede establecer un día concreto al mes para llevarla a cabo”.

Entre la información que se va a ofrecer también se encuentra una explicación sobre el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, programa que la Consejería de Salud y Familias viene desarrollando desde 1995 dirigido a todas las mujeres residentes en la comunidad andaluza con edades comprendidas entre los 50 y 69 años con el objetivo de prevenir esta patología y que en el Hospital Sierra de Segura se implantó en mayo de 2009.

Esta acción de participación ciudadana en educación para la salud también ha abordado la necesidad de estar pendiente de los signos de alarma y de acudir a las citas para realizarse las mamografías ya que esta prueba permite descartar o confirmar cualquier tipo de patología en el pecho de la mujer.

Igualmente, los profesionales sanitarios han ofrecido consejos útiles para reducir el riesgo de padecer este tipo de cáncer -el más frecuente en la mujer- tales como hacer ejercicio; mantener un peso saludable; reducir la ingesta del alcohol; comer alimentos ricos en fibra; evitar el tabaco; o reducir el consumo de carnes rojas.

Programa de Detección Precoz

La manera más eficaz de detectar precozmente el cáncer de mama es realizar mamografías periódicas a mujeres de una determinada franja de edad, en las que no se han presentado síntomas. Para ello, la Consejería de Salud y Familias puso en marcha en 1995 el Programa de Detección Precoz, que supone un gran avance hacia la prevención del que se están beneficiando las mujeres de entre 50 y 69 años censadas en Andalucía.

Desde que el hospital se adhirió a este programa, en mayo de 2009, son los propios radiólogos del centro los que hacen el doble análisis de las pruebas diagnósticas realizadas a las mujeres que viven en el área de influencia del hospital segureño -Arroyo del Ojanco, Beas de Segura, Benatae, Génave, Hornos, La Puerta de Segura, Orcera, Puente de Génave, Santiago-Pontones, Segura de la Sierra, Siles, Torres de Albanchez y Villarrodrigo. Hasta ese momento, estas mujeres estaban siendo atendidas en las unidades móviles concertadas con la Asociación Española de Contra el Cáncer que se desplazaban hasta la zona.  Del circuito se benefician alrededor de 2.500 mujeres de estos municipios.

Este tipo de patología afecta a 10 de cada 100 mujeres de nuestro país, siendo la primera causa de muerte por cáncer, seguido del de cérvix uterino. Se ha relacionado con factores de riesgo difícilmente modificables, como son la edad, la genética o los cambios hormonales. Dado este elevado índice de mortalidad, existe una necesidad latente de conocer cuáles son los factores de riesgo para así evitarlos. Además, para reducir los efectos de la enfermedad, todo el esfuerzo se encamina hacia el diagnóstico precoz, es decir, a detectar el tumor en fases tempranas para que con ello se logren tratamientos menos agresivos y un aumento en la supervivencia.

Por el centro pasan de media cada año cerca de 1.200 mujeres de la comarca, detectándose una media de 3 tumores. En lo que va de año, han pasado 941 mujeres, a las que cuatro de ellas se les ha detectado un tumor.