Los quioscos municipales de La Carolina se convierten en “galerías de arte”

0
159
Publicidad

JAÉN.- Los dos quioscos de la Plaza del Ayuntamiento de La Carolina son, desde ayer, el mejor escaparate para promocionar el arte local. La Concejalía de Cultura ha recuperado estos espacios para ponerlos a disposición del pintor Manuel B. González Neff y los alumnos del taller de pintura.

En un principio, la idea es que el quiosco municipal más cercano al Ayuntamiento sea el lugar donde expongan su obra los alumnos del taller de Manuel B. González Neff, pintor y profesor del taller de pintura, y el otro se dedicará a otros artistas del pueblo de carácter más individual –se ha arrancado con el profesor del taller-.  La Concejalía de Cultura se está abierta a todas las propuestas que vengan desde el ámbito cultural para llenar de contenido los nuevos espacios expositivos. 

Así, el centro el municipio se transforma en una galería de arte en la que se expondrán las obras de los artistas y aficionados locales. Todos aquellos que paseen por la plaza del Ayuntamiento podrán comprobar las obras y nuevas creaciones. Estas irán cambiándose por otras según se requiera. 

De esta forma, los quioscos del arte ofrecen a los aficionados a la pintura un lugar en el que mostrar sus obras sin necesitar de una galería, espacio que, normalmente, se destina a pintores ya profesionales.

Los quioscos del arte nacen con la vocación de convertirse no solo en una plataforma de promoción de los artistas, sino en una manera de acercar las artes plásticas y, en concreto, la pintura al conjunto de la ciudadanía. Así lo ha explicado el concejal de Cultura, Marcos Antonio García, que detalla: “Eran dos espacios que estaban cerrados y nosotros continuamos trabajando en convertir a La Carolina en un lugar en el que la Cultura sea protagonista”.

El taller de pintura lleva en marcha 12 años, aproximadamente. Se imparte en la Casa de la Música y asisten tanto niños como adultos. Al entrar, se realiza una prueba de nivel y el contenido se va adaptando según los requerimientos del alumnado. En este sentido, son muchas las técnicas impartidas en el taller, entre ellas, el óleo, acrílico, acuarela o carboncillo.