Dos enfermeros agredidos en el centro de salud de La Carolina

0
873
Publicidad

JAÉN.- El Colegio Oficial de Enfermería de Jaén lamenta otra nueva agresión a profesionales sanitarios. En esta ocasión, las víctimas han sido dos enfermeros que desarrollan su labor en el centro de salud de La Carolina.  Ambos, que no estaban atendiendo directamente a la paciente, han sido agredidos física y verbalmente por el padre de la menor y han sufrido heridas en brazos y cuello. 

El presidente de la institución colegial, José Francisco Lendínez Cobo muestra su rechazo e indignación ante este nuevo episodio de violencia. “Desde el Colegio damos cobertura jurídica a nuestros colegiados y les guiamos en todo el proceso”, asegura. Igualmente, pide a los sanitarios que sufren cualquier tipo de agresión que denuncien, que no silencien la violencia.

En este caso, como todos los anteriores, el Colegio se persona en las actuaciones como acusación particular y ejercita todas las acciones penales pertinentes en defensa de los derechos colectivos de la enfermería y, en particular, del profesional agraviado, con el fin de obtener una sentencia condenatoria, dentro de los umbrales máximos que el Código Penal prevé para el delito de atentado.

Desde el Colegio se piden medidas eficaces y urgentes para salvaguardar la integridad de los profesionales sanitarios. “Las cifras de agresiones van en aumento y ante este panorama urge proteger a nuestros profesionales, que se encuentran en una situación de absoluta vulnerabilidad ante los agresores”, añade Lendínez. 

En este mismo sentido, el presidente asegura que tras un análisis de la situación de la profesión en Andalucía, las encuestas realizadas a más de 3.000 profesionales reflejaban que dos de las tres principales prioridades de los enfermeros andaluces es que se adecúe la ratio enfermera/paciente a la media española y europea, así como que se estabilicen las plantillas. Unas reivindicaciones que entroncan directamente con el incremento de agresiones. “Adecuar la ratio y las plantillas a las necesidades de la población no sólo reduciría la mortalidad, sino que disminuiría notoriamente el número de agresiones”, apunta Lendínez. Esto no justifica en modo alguno este tipo de actos, que son fruto de un comportamiento totalmente injustificable. Sin embargo, los hechos demuestran que existe una correlación directa entre pacientes-ratiosagresiones.

En este sentido, no hay que olvidar que Andalucía, con 459 enfermeras por cada 100.000 habitantes, tiene un 21,5% menos de profesionales que la media de España y es la segunda peor Comunidad Autónoma del país (sólo por delante de Murcia con 430), muy lejos de las primeras que son Navarra, País Vasco y Castilla y León con 868, 754 y 689, respectivamente.

El Colegio Oficial de Enfermería de Jaén lleva años trasladando estas reclamaciones a los organismos pertinentes y la situación, lejos de mejorar, ha empeorado, como refleja el creciente número de agresiones a personal sanitario en la provincia y en el resto del territorio nacional. “Por todo ello hacemos un llamamiento urgente a los responsables sanitarios para que se incrementen las plantillas, al objeto de que los enfermeros y enfermeras trabajen en las mejores condiciones posibles, y que puedan dedicarse sin miedo a cuidar de las personas, de los pacientes y la ciudadanía en su conjunto”, concluye el presidente.