Publicidad

JAÉN.- Lo ha conseguido. La jienense Mercedes López Pérez ha logrado culminar su doctorado, convirtiéndose así en la primera persona con parálisis cerebral que lo hace en Andalucía, con un resultado de sobresaliente Cum Laude. Desde que presentara su tesis el pasado viernes en la Universidad de Jaén (UJA), titulada ‘Un derecho humano para la vida independiente’, reconoce sentirse “desbordada”, y es que su teléfono no para de recibir llamadas y mensajes con felicitaciones.

“Es el resultado de seis años de trabajo frente al ordenador. Hay que tener ganas e ilusión”, afirma Mercedes. Pese a que se trata de un trabajo individual, reconoce y agradece de corazón el apoyo de su marido Ricardo y de sus dos directoras de tesis, Carmen Álvarez Nieto, doctora del departamento de Enfermería, y Susana Ruiz Seisdedos, doctora del departamento de Derecho Público y Derecho Privado Especial de la Universidad de Jaén.

Mercedes López junto al Tribunal de la UJA en la presentación de su tesis
Mercedes López junto al Tribunal en la presentación de su tesis en la Universidad de Jaén.

“Han sabido llevarme en los momentos buenos y también en los malos, ya que en todo el trayecto aparecen siempre altibajos”, afirma. De hecho, confiesa que “hubo un momento en el que estuve a punto de dejarlo, porque no me salían las cosas como quería, pero seguí y ahora estoy viendo los frutos y satisfecha con ellos”.

Al preguntarle por qué escogió Ciencias Sociales, nos confirma que primero estudió Trabajo Social, luego Ciencias del Trabajo y, después, el Máster de Dependencia de la UJA. “El ámbito social es en el que he trabajado siempre, con especial interés en temas de dependencia y discapacidad”, afirma Mercedes López a Hora Jaén.

Su éxito se ha convertido en un sabio ejemplo para todos, de ahí que le preguntemos por algún consejo para futuros doctores, a lo que López responde que la clave está en tener “mucho ánimo, mucha fuerza y mucho trabajo y constancia. Aunque se vengan abajo, es un proyecto largo, por lo que siempre hay que seguir hacia delante, teniendo en mente el final y conseguirlo a base de trabajar, trabajar y trabajar”.

Pero esto no termina aquí. Ya tiene planes para el futuro inmediato. “Lo que viene ahora es publicar artículos y sacarle partido a la tesis durante los próximos dos años, antes de publicarla”, confirma. “Me han aconsejado presentarla al premio del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI)”, añade, algo que también entra en sus planes.

En el futuro, sueña con formar parte del profesorado investigador de la Universidad, algo que, en sus palabras “no depende directamente de mí, pero me encantaría poder estar allí y creo que es algo beneficioso para toda la comunidad universitaria, contar con una profesora investigadora con discapacidad que realiza su labor en el seno universitario es algo positivo para todos”, concluye.