La Fundación Lumière desarrollará en Carboneros el programa solidario «El aceite de la vida»

0
193
Josefa Ramírez (teniente de alcalde de Carboneros), José Manuel Muñoz (responsable de prensa de Fundación Lumière), Antonio Mayoralas (presidente Fundación Lumière), Vicente del Bosque y Domingo Bonillo (alcalde de Carboneros).
Josefa Ramírez (teniente de alcalde de Carboneros), José Manuel Muñoz (responsable de prensa de Fundación Lumière), Antonio Mayoralas (presidente Fundación Lumière), Vicente del Bosque y Domingo Bonillo (alcalde de Carboneros).
Publicidad

JAÉN-. Un paso más en el trabajo conjunto del Ayuntamiento de Carboneros y la Fundación Lumière. A partir del próximo martes, la localidad carbonerense contará con una sede en la que se continuará desarrollando el programa solidario ‘El aceite de la vida’, cuyo objetivo es respaldar diferentes proyectos sociales a través del apadrinamiento de olivos. El alcalde de Carboneros, Domingo Bonillo, insiste en que las personas o entidades colaboradoras “contribuyen al desarrollo de programas de colectivos y asociaciones, gracias a la investigación, la integración, la lucha contra el hambre, la inclusión o a través del fomento del deporte”.

Será a partir de las 12.00 horas cuando tenga lugar el acto de inauguración de este espacio, situado en la calle Constitución nº15. El ex seleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, asistirá al acto como embajador del programa, mostrando su incesante apoyo a ‘El aceite de la vida’. Previamente, se procederá a la firma del acuerdo entre ambas entidades, con la presencia del presidente de la Fundación, Antonio Mayoralas, además de otros acuerdos de colaboración con otros organismos que participarán en los citados proyectos. 

En concreto, se está trabajando con el propósito de captar fondos para el programa solidario `Jornadas de Cine en Educación y Valores’ de la Fundación Lumière en el que puedan participar niños y niñas de toda España, cuyas familias se encuentren en riesgo de exclusión social. A raíz de este punto, se ha planteado desarrollar el Festival Internacional de Cine Solidario ‘Aceite de Oliva Virgen Extra’.

Por otro lado, se pretende proteger el medio ambiente y conservar los olivos centenarios, buscar las vías de integración de personas con discapacidad en las actividades agrícolas y sus manufacturas, y destinar parte de las donaciones a los proyectos de investigación de las llamadas enfermedades raras. Respecto al programa ‘El aceite de la vida’, se cederá la utilización gratuita del mismo a las ONGs, fundaciones o asociaciones que lo soliciten para que puedan percibir parte de los aportes recibidos y así desarrollar sus propios proyectos sociales, culturales, deportivos o medioambientales. Con todo, se persigue impulsar la importancia de las D.O.P. y la calidad de los aceites de oliva virgen extra.

Apadrinar un olivo

Toda persona o entidad que quiera colaborar en esta causa puede hacerlo a través del apadrinamiento de un olivo, que se prolongará por el periodo de un año, pudiendo renovarse año a año. Para ello, se han confeccionado dos tipos de apadrinamiento. El primero de ellos, el ‘plata’, consiste en el pago de 100€ y el padrino recibirá 6 botellas de aceite de oliva virgen extra de 500ml, con la Certificación de Denominación de Origen. El segundo, el ‘oro’, tiene un importe de 150€ y el padrino recibirá un total de 12 botellas de aceite de oliva virgen extra de 500ml con la misma certificación. Como particularidad, cada botella llevará una etiqueta impresa personalizada, con el nombre o texto que elija el padrino, quien recibirá un certificado de apadrinamiento donde se indicarán las coordenadas del olivar donde se encuentra su olivo.

Origen del proyecto

El programa está inspirado en la película ‘El Aceite de la Vida’, estrenada en España en 1992 y protagonizada por Susan Sarandon y Nick Nolte, en la que se cuenta la vida de Lorenzo Odone, un niño de tres años que desarrolla una extraña enfermedad (Adrenoleucodistrofia). Tras entrar directamente en la investigación científica del joven, sus padres buscan una cura en lo que se llamará luego ‘El Aceite de Lorenzo’, con el que consiguen que un doctor a punto de jubilarse se lanza con todo entusiasmo hasta mejorar a su hijo un 80%.