Publicidad

JAÉN.- Se acerca el frío y pensamos cómo combatirlo en casa. Hacerlo con cabeza es importante, ya que de ello depende el buen funcionamiento de nuestras estufas y calderas. A la hora de optar por un combustible de biomasa, hay que hacerlo con acierto, destacando la calidad del producto por encima de su coste.

Ese es el caso de la certificación A1 de los biocombustibles de Peláez Renovables. Su producto estrella, Piropel Mix y Premium, inauguró en noviembre de 2013 su planta secadero de biomasa especialmente diseñada para el hueso de aceituna, en la que obtienen un biocombustible con alto valor añadido, cuya calidad está avalada por el sello Biomasud en categoría +A1, dando tranquilidad a los clientes, sabedores de que utilizan una de las mejores biomasas de hueso de aceituna en el mercado. De hecho, de cada 100 kilos de materia prima se consigue un rendimiento del 75% para obtener las máximas calidades y limpieza.

Además, bajo el lema “Quema bien, respirarás mejor» presentan otra de las bondades del uso de Piropel, con un balance neutro de carbono, esto es, que su combustión no contribuye al aumento del efecto invernadero.

Prueba ya sus productos, disponibles a granel, en big bag o ensacado y conoce una forma nueva y equilibrada de calentar tu hogar este invierno con Peláez Renovables.