Reabierta la A-315 tras las obras de mejora

0
249
Publicidad

JAÉN.- La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Maribel Lozano, acompañada por el delegado territorial de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Jesús Estrella, ha visitado las obras de mejora de la A-315, que se desarrollan entre los puntos kilométricos 52,66 y 53,760. Lo han hecho el día en el que la vía se abre al tráfico rodado después de que se haya sometido a un proceso de reforma integral para subsanar las importantes deficiencias que presentaba, que requirieron el corte completo de la circulación y la necesidad de establecer un desvío alternativo por el Puerto de Tíscar.

La delegada del Gobierno de la Junta en Jaén ha destacado el compromiso con el territorio y con el mundo rural que tiene el Gobierno de Juanma Moreno y su labor constante para mejorar las infraestructuras para cohesionar el territorio y fijar la población en el mundo rural. Prueba de ello ha sido esta intervención en una vía muy transitada que, además, se ha agilizado hasta adelantar la ejecución en seis meses con el objetivo de que esté totalmente terminada para el periodo de la recolección de la aceituna, que es cunado se espera un importante incremento del tráfico rodado. Además, estas obras, tal y como ha explicado Maribel Lozano, mejoran considerablemente la seguridad vial en un trazado en una vía transitada y que es clave para municipios como Huesa, Hinojares, Pozo Alcón o Santo Tomé, entre otros.

Se trata de una obra que ha contado con un presupuesto de 859.017,99 euros y ha sido adjudicada a la empresa UTE Nila-Maracof. Precisamente, el corte completo del tráfico rodado y la comprensión de los vecinos de los municipios cercanos ha hecho que los trabajos se pudieran agilizar seis meses y que se hayan podido reparar todas las deficiencias, que eran bastante graves. Precisamente, la delegada del Gobierno y el delegado territorial de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio han estado acompañados por los alcaldes de Huesa, Hinojares, Pozo Alcón y por el alcalde accidental de Quesada, que han destacado la importancia de esta intervención ante el mal estado en el que se encontraba esta calzada.

La carretera A-315 pertenece a la Red Intercomarcal de la Red de Carreteras de Andalucía. El tramo de obra cuenta con un tráfico de de 1.100 vehículos al día con un porcentaje de vehículos pesados de 4,1%. De acuerdo al informe de accidentalidad, entre los años 2011 y 2015, el índice de peligrosidad presentó un valor medio de 33,06, muy superior al de referencia de la Red Transeuropea de Titularidad Autonómica. Las características de la circulación de la carretera A-315 en este tramo son bastante deficientes debido a las patologías geotécnicas aparecidas como consecuencia de la presencia de yesos y su disolución, generando grandes oquedades en el terreno que han provocado  deformaciones y grietas que afectan a la plataforma de la carretera y por tanto a la seguridad vial.

Para su corrección y restitución de un nivel de seguridad adecuado se han realizado tratamientos geotécnicos a base de inyecciones y refuerzo del terreno. Se han realizado perforaciones en el terreno de diferentes diámetros a los micropilotes de refuerzo con armadura tubular. A través de esas perforaciones se han inyectado 725.000 kg de cemento en lechada y 420 m³ de mortero. Una vez realizadas las inyecciones se han realizado losas de hormigón armado de reparto de cargas y finalmente se ha ejecutado el firme y rodadura de mezcla asfáltica.

Actualmente se están finalizando los trabajos de renovación y mejora de la barrera de seguridad de la zona que debido a las deformaciones había perdido su geometría y nivel de contención. Ya se trabaja en la estabilización de los taludes de desmonte muy fracturados y meteorizados con gran riesgo de caída de tierra y bloques. Para ello se ejecutarán mallas de triple torsión y red de cable fijadas al talud con bulones de anclaje. Con motivo de la campaña de recogida de aceituna y a solicitud del Ayuntamiento de Huesa y propietarios de fincas colindantes, las obras fueron paralizadas para no provocar interferencias en las labores agrícolas. Fueron reiniciadas en abril de 2019 para lo que fue necesario el corte de la carretera A-315 , habilitando el desvío alternativo por la carretera A-6206, carretera de Tíscar.

Gracias a este desvío y a la comprensión de vecinos y usuarios ha sido posible reducir el plazo de obra en casi 6 meses . Aunque restan algunas unidades de obra por ejecutar, el tráfico va a quedar restituido por la A-315 con normalidad sin otra restricción que la propia de un tramo de obra donde pueda existir alguna interferencia puntual sobre la circulación. La finalización total de obra se tiene prevista para final de septiembre.