El Ayuntamiento desbloquea en solo dos meses 389 licencias de las 951 acumuladas

0
182
Publicidad

JAÉN.- El alcalde de Jaén, Julio Millán, acompañado del concejal de Urbanismo, Francisco Chica, ha comparecido para dar a conocer el trabajo de la Gerencia de Urbanismo y cómo se ha impulsado la actividad en esta área municipal que, como ha dejado claro, “marca las líneas generales de futuro” de la capital. “Con un alineamiento positivo se ha conseguido mucho, ya que, con los mismos recursos, se ha logrado una gestión muy superior”, ha juzgado el regidor sobre el cambio en materia urbanística impulsado por el Gobierno municipal que dirige.

Y es que, como ha apuntado, si el 1 julio había 951 licencias pendientes de resolver, en concreto 366 de obra mayor; 490 de obra menor y 95 de ocupación de vía pública; en dos meses, se han resuelto 458 expedientes, lo que supone finalmente el desbloqueo de 389 licencias, de las que 88, corresponden a obra mayor; 231 a obra menor y 70 de ocupación de vía pública, lo que supone hablar de una inversión de más de 150 millones de euros que estaba bloqueada y que ha visto la luz, con lo que conlleva en términos de riqueza, empleo y actividad para la ciudad.

De ahí que el máximo responsable municipal haya dejado claro que el personal “se ha volcado” durante los meses de julio y agosto, a pesar de coincidir con el periodo vacacional. “Que el urbanismo estuviera parado era una situación grave”, ha reflexionado el alcalde que ha anunciado, que, en paralelo a la “mejora de la gestión del día a día” y, tras la reunión con los colegios de Arquitectos y Aparejadores y la Asociación de Constructores, se ha creado una comisión de seguimiento, precisamente, para revisar esta actividad, que tendrá periodicidad mensual y permitirá, tal y cómo ha apostillado Julio Millán, “unificar criterios” entre la Administración local y los profesionales  y “trabajar de forma transparente”. Otra de las líneas maestras de trabajo será la digitalización de esta área, en colaboración con los colegios profesionales, una de las “cuestiones fundamentales”, como la ha definido el alcalde, con el objetivo de superar la situación actual en la que el Ayuntamiento, como ha dicho, “está anclado en procesos rudimentarios, casi del siglo XIX”.

“La documentación sobre licencias y trabajos desarrollados en los dos primeros meses se han obtenido a sangre, con papel y boli y expediente por expediente. Es una dificultad para la gestión, que es fundamental para trabajar”, ha ejemplificado el alcalde que no ha dudado en felicitar al concejal, al gerente, Francisco Javier Pacheco de Pablo y al personal de la casa por “desatascar el tapón urbanístico” con su “esfuerzo, voluntad y dedicación”. Este impulso ha permitido tramitar obras como la reforma que se acomete en la calle Roldán y Marín y la construcción del centro comercial Jaén Plaza o la planta de biomasa de la fábrica de cerveza de Cruzcampo. Del mismo modo, y este era además un clamor social, se han desbloqueado decenas de licencias de actividad y obra menor de pequeños emprendedores y particulares.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, ha defendido el proceso de reversión del proceso de disolución de la Gerencia, culminado a mediados de julio, y que había dado lugar a que los trabajadores de esta área solo se dedicaran labores de Disciplina Urbanística, sin centrarse en el planeamiento. “Había una infrautilización del personal y había que adoptar medidas para solucionar las quejas de vecinos y profesionales”, ha afirmado el edil, convencido de que esta forma se atiende a la “obligación de servicio público”. “El elevado número de licencias sin resolver conlleva un enrarecimiento de las relaciones con la ciudadanía”, ha considerado el responsable de Urbanismo. 

El alcalde también ha hablado de la necesidad de mantener la interlocución con todos los profesionales del sector, por lo que ha valorado la propuesta de los constructores de estar presente en la próxima reunión de la mesa de la construcción, el 2 de octubre, abierta a otros colectivos, técnicos, arqueólogos, topógrafos. Del mismo modo se muestra a favor de establecer un grupo de trabajo de urbanismo, para analizar el PGOU con la Junta y los profesionales afectados. Del planeamiento ha aclarado que sigue en vigor el de 2015, como se ha aclarado desde el TSJA, de ahí que se haya aprobado adaptar el planeamiento de 1996 para las cuestiones más urgentes. En esta línea se marca la prioridad de renovación del Pepri, (Plan Especial de Protección y Reforma Interior del casco histórico) a través de una comisión específica para ello, con una propuesta técnica para que en junio de 2020 haya un documento de trabajo solvente que ayude a avanzar en la necesaria intervención urbana en esta zona de la ciudad.

Previamente, en la reunión mantenida en la Gerencia de Urbanismo por el alcalde, Julio Millán, el concejal del área, Francisco Chica, y el gerente de este servicio de la Administración local, Francisco Javier Pacheco de Pablo, el decano del Colegio de Arquitectos, Pedro Cámara, ha dejado claro: “Hemos entrado en crear comisiones de seguimiento sobre el PGOU, el Pepri, tramitación de licencias, archivo histórico y otras cuestiones y ahora es cuando realmente comenzamos a trabajar”. En esta línea, el presidente del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Jaén, José Miguel de la Torre, se ha mostrado satisfecho por la nueva gestión de este servicio municipal y ha afirmado al respecto: “Había gran cantidad de expedientes que sabíamos que estaban atrasados, paralizados, ya que éramos los dolientes, que no sabíamos lo que ocurría con ellos, y, a pesar de ser julio y agosto, han salido ya a la calle”. “Vamos por buen camino, ha cambiado mucho el Ayuntamiento, la tramitación y, sobre todo, estas reuniones de trabajo”, ha asegurado el máximo responsable de la Asociación de Constructores, Francisco Chamorro.