Campaña de limpieza en «puntos negros» de basura del casco urbano

0
159
Publicidad

JAÉN.- El concejal de Control de Servicios Públicos, Contratación y Proyectos Municipales, Francisco Lechuga, ha informado de que el Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña de limpieza de “puntos negros” de basura en el casco urbano. “En concreto se han detectado 21 incidencias, la mayor parte de estas, a través de la aplicación para el móvil Avisos Jaén, y el resto gracias a las visitas de la Patrulla Verde de la Policía Local”, ha indicado el responsable municipal que ha hecho hincapié en que, gracias a ello, se han eliminado, en apenas mes y medio, una docena de vertederos ilegales que han aparecido, como ha lamentado el edil, por “la actitud incívica” de algunos ciudadanos. 

Los medios empleados para esta labor son 2 camiones de caja abierta, una retropala y un equipo formado por 6 operarios. La cantidad de basura retirada aproximadamente hasta el momento, tal y como apunta el concejal Francisco Lechuga, es de unos 150 metros cúbicos. Los lugares en los que se ha intervenido el área Control de Servicios Públicos, Contratación y Proyectos Municipales, son el carril de Manolito Ruiz, que da acceso Castillo desde la Carretera de Circunvalación, junto a subestación de Endesa y los restos de la muralla; la Carretera de Puente Tablas, en Vega de la Reina; en el Puente de la Sierra, a la altura de la Puerta de los Leones, en un área próxima a la salida del casco urbano, y también en Antonio Díaz y en la Carretera de Fuerte del Rey, en el tramo que se dirige hacia la Avenida de Arjona. 

El Ayuntamiento ha informado de que estos dos equipos de trabajo son los encargados de acudir ante las incidencias que llegan a través de la aplicación “Jaén Avisos” y la Jefatura de Policía Local, mediante atestados de Patrulla Verde. La Concejalía de Control de Servicios Públicos, Contratación y Proyectos Municipales recuerda que el régimen sancionador para aquellos que arrojan basura y escombros en lugares sin autorización está detallado en la Ordenanza Municipal de Recogida de Residuos, que fue aprobada el 20 de agosto de 2018. La norma, en sus artículos 42 y 46, prevé multas que van de 1.501 a 3.000 euros, por vertidos de incontrolados de residuos que puedan afectar a la salud de las personas y deterioro grave del medio ambiente.