Concierto de Montserrat Martí Caballé destinado a la investigación del déficit de Factor V

0
259
Publicidad

JAÉN.- El jueves 5 de septiembre en el escenario de los Baños Árabes de Jaén y a partir de las 22:00 horas, tendrá lugar un concierto recital de Montserrat Martí Caballé, homenaje a su madre, dentro de la programación de Noches de Palacio, organizada por la Diputación Provincial de Jaén. Los ingresos obtenidos de este acto serán destinados a la investigación del déficit de Factor V, una enfermedad ultra rara que en Jaén está encabezada por la causa “Una Esperanza para Celia”. 

De nuevo, ya en su cuarta edición, Noches de Palacio llena el verano de la provincia de Jaén con medio centenar de actuaciones y más de diez programas culturales que se llevarán a cabo entre junio y septiembre.

Montserrat Martí, hija de la legendaria soprano Montserrat Caballé, presenta su recital de ópera y zarzuela junto al barítono zamorano Luis Santana acompañados por el pianista Antonio López. El programa escogido es una sucesión de fragmentos de ópera y zarzuela de varios compositores; tres de ellos extraídos de La Traviata, de Verdi y obras de Donizetti, Rossini, Mozart, Obradors, Falla, Penella, Giménez, Serrano y Torroba.

La taquilla de este concierto se destinará a la Investigación del Déficit de Factor V encabezado en Jaén por la causa Una Esperanza para Celia y la Asociación Andaluza de Hemofilia. Las entradas, ya a la venta en el siguiente enlace: https://www.giglon.com/todos?idEvent=montserrat-martin-caballe–recital-homenaje-a-su-madre 

Celia Garrido Extremera es una niña jienense de 13 años que padece -de nacimiento- una enfermedad denominada “ultra rara”; concretamente Déficit de Factor V.  De hecho, para ella hacer el símbolo de la V de Victoria con los dedos, se ha convertido en un llamamiento a su causa. 

Esta patología cursa con una deficiencia en una de las proteínas que actúan en la coagulación de la sangre, el llamado Factor V. De tal forma que estas personas presentan -sin causa aparente- hemorragias espontáneas. El tratamiento de esta coagulopatía congénita no existe para estos pacientes, a diferencia de otras patologías como la hemofilia A o B que sí la tienen. La poca incidencia de esta enfermedad hace que la inversión pública y privada (laboratorios) movidos por estadísticas, olviden estos casos tan cruentos y conmovedores y sobre todo, tan reales.