La protectora de animales de La Carolina piden responsabilidad y respeto hacia los voluntarios

0
177
Publicidad

JAÉN.- Es una constante en cada época vacacional, pero no por ello pierde importancia. Un año más, durante los meses de verano, los abandonos de animales se incrementan poniendo a la Asociación Protectora de Animales San Juan de la Cruz Hogar de Asís de La Carolina al límite de su capacidades y no solo físicas. En la actualidad, el colectivo cuida de casi 80 canes, cuando el espacio es para 45. En este sentido, es necesario recordar que la acción en la protectora es de voluntariado por lo que no es posible estar disponible de madrugada y tampoco es posible hacerse cargo de forma inmediata de un animal sin comprobar que cuando entre a la protectora lo haga en las mínimas condiciones de seguridad.

Así lo han manifestado la presidenta, Teresa Serrano, y el Ayuntamiento, que piden máximo respeto hacia los voluntarios. “No nos pueden llegar pidiendo imposibles. Nuestra labor se realiza desde el voluntariado y puedo asegurar que damos lo máximo. Por este motivo, pido, por favor, que si alguien recoge a un perro de la calle que sea responsable y coherente con su decisión. No podemos acoger a perros sin control y sin seguir los protocolos. Además, a veces, necesitamos que el perro este en otro lugar a unos días hasta que reorganizamos la protectora o salen en adopción”, asevera Teresa Serrano.
En este sentido, tanto el colectivo como el Ayuntamiento solicitan a la ciudadanía que antes de recoger un perro se lo piensen bien si es que no se lo van a quedar en su propio hogar. Y es que, según detallan, antes de meter a un nuevo animal en las instalaciones deben seguir ciertos protocolos, como comprobar si es agresivo, etcétera.

La organización solidaria es consciente del drama que se produce cada verano, pero, según señala su presidenta, están desbordados y no dan para más. “Hacemos todo lo que está en nuestra mano, pero también hay que ser realista y ver hasta dónde podemos llegar. Se trata de que los animales que lleguen a las instalaciones estén en el mejor estado y no hacinados o en condiciones de inseguridad”, dice.
La protectora dispone de un edificio del Polígono de La Aquisgrana y la Corporación Municipal ha estado, desde el primer momento, pendiente de que las instalaciones estén en el mejor estado. Para ello, se ha destinado a una persona al espacio para detectar cualquier desperfecto y trabajar de manera inmediata en los arreglos necesarios, ya sea un enchufe en mal estado o la limpieza, entre otros.

Además el Ayuntamiento ha colaborado en campañas de sensibilización. Y es que la actual Corporación Municipal aprobó una ordenanza en la que se comprometió a que no se sacrificase a los animales.