El Hospital de Jaén implanta medidas de ahorro energético para cuidar el medio ambiente

0
143
Publicidad

JAÉN.- El Hospital Universitario de Jaén ha implantado en todos sus centros nuevas medidas para respetar mejor el medio ambiente establecidas por la sanidad pública andaluza, con los objetivos de minimizar los efectos del cambio climático, apoyar el desarrollo sostenible y mejorar los recursos energéticos, tanto en su gestión diaria como en la labor de todos sus profesionales, lo que ha posibilitado un ahorro energético del 4,1 % en energía eléctrica. Así, el hospital está Certificado en la ISO 14.001:2015 y se está adaptando a la nueva norma ISO 50.001:2018.

Estas actuaciones incluyen documentar, implantar, mantener y auditar un sistema integral de gestión ambiental, prevenir la contaminación y minimizar la producida por la actividad de sus distintos departamentos, sobre todo en la generación de residuos sanitarios y los derivados del uso de recursos energéticos.

Otro de los objetivos de esta estrategia del hospital público de la capital jiennense es ahorrar al máximo en el consumo de recursos naturales, como el agua y los combustibles, además de controlar de forma continua los aspectos ambientales de sus instalaciones.

Los criterios para el diseño de estas iniciativas son los establecidos por las normativas de mayor prestigio en el sector medioambiental, que son las ‘ISO 14.001’, ‘ISO 50.001’ y ‘EMAS’, así como los emanados de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA).

El Hospital de Jaén también en este sentido fomenta y promueve actuaciones de investigación, educación y formación ambientales entre sus profesionales, al igual que hace el resto de los centros del sistema sanitario público andaluz.

Entre ellos, cada año, el Hospital Universitario de Jaén organiza diversas actividades con motivo del ‘Día Mundial del Medio Ambiente’, como la entrega de plantones, con la colaboración de la empresa de servicios ‘Clece’.

Esta iniciativa responde a la campaña medioambiental de ‘Las 3 Erres’, denominada así porque abarca las iniciales de reducir, reutilizar y reciclar. La plantación de árboles reduce la contaminación, la creación de estas obras artísticas supone la reutilización de material informático en desuso y la recogida de tapones permite reciclar.

Las actividades se encuentran dentro de una de las estrategias del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para implantar políticas que reduzcan el impacto ambiental de sus centros y ayuden a alcanzar un mayor grado de sensibilización, responsabilidad y concienciación de sus profesionales y usuarios sobre la necesidad de proteger y preservar el medio ambiente.