Alarma por el «batacazo» turístico durante este puente

0
6218
Castillo de Santa Catalina. FOTO: Quántico
Castillo de Santa Catalina. FOTO: Quántico
Publicidad

JAÉN.- En fechas como la Semana Santa y los puentes, los desplazamientos masivos llenan por inercia los hoteles de toda España. Pero Jaén señalan los hoteleros y hosteleros vuelve a dar señas de que sigue descolgándose durante el último año y a los datos concretos de este puente de agosto en el que, además, se da la circunstancia que es uno de los del año en que hay más fiestas patronales locales. La lectura no es igual en todos los destinos de la provincia de Jaén, donde encontramos en este puente estival  dos polos claramente diferenciados, si nos atenemos a la media de ocupación del 90% en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, por sólo el 35% de ocupación media de estos cuatro días en Jaén capital, «una cifra alarmante que sitúa a los establecimiento de esta ciudad y buena parte de la provincia por debajo del umbral de rentabilidad», manifiesta José Ayala, presidente de la asociación de Empresas de Alojamientos y Hoteles de la provincia de Jaén.

En término medio se sitúan Úbeda-Baeza, con una ocupación del 70%, en tanto que el entorno de Despeñaperros se queda sólo en el 60% y las zonas de Sierra Sur y Mágina también se descuelgan con una paupérrima ocupación media del 50%. Y eso teniendo en cuenta que es «puente», con lo que queda imaginarse qué ocurre el resto del año.

Hay que tener en cuenta que, antaño, toda la provincia se situaba en el 90% de ocupación y se reservaba con antelación. «Ahora vamos sobre la marcha, tirando precios, y a contracorriente de las demás provincias que siguen creciendo. Es dramático que el propio INE certifique que el 90% de alojados en esta provincia lo hacen obligados por motivos de negocios, lo que debería hacer a las administraciones replantearse y rediseñar toda la estrategia de promoción y resultados turísticos, porque quedar en menos del 10% los que eligen Jaén para conocer sus valores turísticos y patrimoniales es un absoluto fracaso que está poniendo contra las cuerdas a todo el sector. No son admisibles estas cifras en una provincia con ciudades Patrimonio de la Hummanidad, localidades declaradas conjunto-histórico, otras Conjuntos histórico-artísticos, cuatro Parques Naturales, etc», declara Juan Manuel Camacho, de la junta directiva de la patronal hotelera.

Todo se agrava sumando que, de nuevo con parámetros oficiales del INE (Instituto Nacional de Estadística), los hoteles de Jaén capital, con 55,50 euros de precio medio diario, son los más baratos de toda toda Andalucía y, en general y en términos reales los establecimientos de hospedaje provinciales son los que menos ingresan por habitación disponible, con sólo 23,76 euros. «Una ruina que nos obliga a lanzar un SOS por un sector sostenido por familias», recuerda Ayala.

La asociación de Alojamientos y Hoteles  pide a los políticos un análisis real y la reflexión profunda de por qué esta provincia se queda a pasos agigantados descolgada, a pesar de ofrecer los alojamientos más baratos de Andalucía y donde los datos del IECA (Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, adscrito a la propia Junta de Andalucía) acaban de dictaminar, en su Encuesta de Coyuntura Turística, que precisamente los establecimientos de hospedaje de la provincia de Jaén son los mejor valorados de toda Andalucía por los turistas, «una muestra de que el empresariado hace sus deberes y por lo que los políticos han de reflexionar qué está pasando en Jaén cuando, con los precios más bajos la provincia de Jaén es la que menos vende, la que menos turistas recibe, la que tiene la pernoctación media más baja (según IECA son 2,3 noches, frente a las 7,1 de media en la región)y la que decrece, en contraposición al auge turístico general del resto de Andalucía y España», recalca José Ayala, presidente de los hoteleros.

Aislamiento por tren y carretera 

Las alarmas están encendidas entre el gremio, que afea a los dirigentes políticos su incapacidad por llevar tres décadas sin resolver la consecución de las autovías A-32, A-81 (ambas del Gobierno), y A-306 y A-316 (de la Junta), lo que «sumado a la pérdida del 90% de circulaciones ferroviarias convencionales, el consentimiento histórico de los políticos de la provincia al vergonzoso trazado del AVE que ha marginado a Jaén, el mal estado de carreteras comarcales, y el no disponer de señalización turística en las autovías, nos condena al aislamiento y ello hace que los turistas descarten la provincia de Jaén como destino», asegura Juan Manuel Camacho, amparando así los datos de la Encuesta de Coyuntura Turística de Andalucía hecha pública por el IECA de la Junta, que refleja las numerosas quejas de los turistas por lo difícil que es llegar y transitar por Jaén. 

Añaden que la Diputación rechazó, en junio de 2018, una moción promovida por los hoteleros con el arropo de decenas de colectivos aglutinados en la plataforma ‘Jaén Merece Más’, para instar a Junta y Gobierno a proceder a la señalización turística en vías rápidas. «Ni siquiera son capaces de acometer propuestas como habilitar una pasarela de 30 metros, volada sobre el vacío, con suelos de cristal, en el imponente mirador de las Palomas (Cazola), implantar la tirolina de más longitud de España, o implicarse en el paraje de los Cañones (Jaén y Los Villares) para hacer ahí un ‘Caminito del Rey’. Nos reciben pero pasan los años y no hacen nada de singular atractivo, a pesar de que la Diputación termina sus ejercicios con un importante superávit y ahí es ya donde no podemos entender que no se atiendan las propuestas de nuestro sector, preocupado por los datos oficiales de INE e IECA que certifican la realidad de que la provincia de Jaén necesita un plus por la deuda histórica que se mantiene con ella y porque nos estamos desangrando mientras nuestras vecinas crecen y alargan las diferencias, lo que nos hace perder atractivo como destino turístico. Y ahí están los datos objetivos que no hay que rehuir, sino afrontar sin maquillajes», afirman al unísono Ayala y Camacho en representación del sector provincial.