Justicia anuncia un SAVA itinerante para atender a las víctimas de la provincia de Jaén

0
219
Publicidad

JAÉN.- La delegada territorial de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local en Jaén, Raquel Morales, ha visitado esta mañana la sede judicial de Úbeda donde ha dado a conocer que el Servicio de Asistencia a las Víctimas en Andalucía (SAVA) se ampliará en la provincia jiennense y tendrá una oficina en esta localidad. Una medida que incialmente tendrá una duración de dos años, ya que se financiará con cargo a la cuantías del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

El objetivo de este servicio es ofrecer una respuesta especializada e integral a las necesidades específicas de las víctimas de cualquier delito en todos los ámbitos, mediante una intervención de carácter interdisciplinar. Para ello, cada oficina del SAVA cuenta con un equipo técnico especializado integrado por psicólogos, juristas y trabajadores sociales. 

Morales ha querido destacar que es la primera vez desde que se creó el SAVA en Andalucía (1999, aunque en Jaén comenzó a funcionar en 2001) que se amplía el servicio,  “algo que va a permitir atender a las víctimas y acercar el servicio a unas zonas tan rurales como las que cuenta la provincia jiennense”.

En concreto, el SAVA se reforzará en Jaén con más personal lo que permitirá que parte del equipo se desplace por la provincia de manera itinerante, facilitando así el acceso al servicio a las víctimas de la zona noroeste. Aunque la sede y las competencias del SAVA siguen estando en Jaén, tendrá una oficina en la localidad de Úbeda, que comenzará a funcionar a inicios de agosto. De hecho, todo el equipo que compone el servicio es susceptible de desplazarse por la provincia. La medida tendrá inicialmente una duración de dos años, ya que se va a financiar con las cuantías a cargo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género para los ejercicios de 2019 y 2020.

Igualmente, Úbeda contará con una Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género (Uvivg). La Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local aprobó su ampliación con objeto de mejorar la atención a las víctimas, dotando de una  Uvivg en cada una de las provincias andaluzas. 

Esto permitirá que Jaén, al igual que la mayoría de provincias andaluzas, cuente con dos unidades -salvo Cádiz que tendrá tres, pues ya cuenta con una en la capital y otra en Algeciras-. La ampliación de las Uvivg supone dotar de un equipo multidisplicinar completo a cada uno de los IMLCF, ya que se reforzarán con un médico forense, un psicólogo, un trabajador social y un administrativo del cuerpo C1de la Junta de Andalucía. 

El coste de esta medida a nivel andaluz será de más de 740.000 euros con cargo a las cuantías del Pacto de Estado. El objetivo de la Consejería de Justicia es que estos ocho nuevos equipos estén operativos a mediados de junio hasta el 31 de diciembre, aunque la medida también puede ser prorrogable con la dotación del Pacto de Estado para 2020.